Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Ibercaja pasa al ataque: quiere convertirse en el tercer caja/banco, detrás de La Caixa y Bankia. Antes del verano hará otra absorción, y estará en todas las fusiones posibles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La caja aragonesa Ibercaja, la más saneada del sector en este momento, ha pasado al ataque en tromba. Quiere ser la tercera caja del país, tras La Caixa y Bankia, según fuentes de la entidad que preside Amado Franco.

Tras un año agazapada mientras los competidores se movían, ha empezado a mover ficha, con la absorción, de un día para otro, de Caja 3 (Caja Inmaculada, Círculo de Burgos y Badajoz) y está a punto de comprar en subasta UNIMM, la caja regional catalana, esta semana.

Las dos operaciones le darían un balance de más de 100.000 millones, músculo que la coloca como tercera caja del país, y preparada para nuevas fusiones.

Los errores de otros

La caja que preside Amado Franco, ha metido el turbo cuando ha visto el panorama de fusiones claro. Fuentes de la entidad señalan que “hemos aprendido este año de los errores de los competidores, y hemos entrado a jugar cuando ya el mapa está claro y sabemos donde están las oportunidades”.

Ibercaja no hará ningún movimiento en falso, como ha ocurrido a otros. Unicaja y CajaEspañaDuero están empantanados en su fusión hace meses, Caixanovagalicia, intervenida, no encuentra inversores, pese al empeño de su presidente, Jose María Castellano, y Cataluñacaixa, en manos del Estado, solo es apetecible si el Banco de España da un EPA (Esquema de Protección de activos ) generoso.

Banco de Valencia, la última entidad en manos del Estado, que irá a subasta, es un problemón por su bajo core capital (un 2,8%), un balance enladrillado y una morosidad elevada. Si no es regalado, o poco menos, o aparece una entidad dispuesta a comerse el problema, con muchas ayudas, el Banco de España tendría que plantearse liquidarlo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·