Jueves 24/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las firmas Solvay y Katoen Natie entre ellas

Inversiones extranjeras en Cataluña a pesar del desafío independentista de Artur Mas: diez empresas belgas se instalarán en 2014

Argumentos para el traslado: mano de obra en paro cualificada y barata, impuestos más bajos, familiaridad con el castellano, ‘mentalidad nórdica’ de los catalanes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Buena noticia empresarial para Cataluña en pleno desafío independentista de Artur Mas. Mientras varias multinacionales extranjeras, como Volkswagen Audi, llevan tiempo diseñando planes para sacar su producción fuera de la comunidad ante el escenario de incertidumbre, diez compañías belgas se van a instalar en la región en este 2014.

Manifestación independentista en Cataluña. Manifestación independentista en Cataluña.

Desde hace varios meses se viene hablando de la preocupación de los empresarios catalanes por una hipotética independencia de Cataluña. Esa posibilidad les tiene especialmente en alerta y su cumplimiento podría provocar una deslocalización masiva de compañías.

Fuentes oficiales cifran ya en más de 1.000 las empresas que han dejado la región desde 2010 para instalarse en otro lugar de España.

Diez sociedades belgas

Pero este fenómeno de abandonos contrasta, sin embargo, con algunos movimientos que se están produciendo en las últimas semanas en la dirección de invertir en Cataluña.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes empresariales, diez compañías belgas de tamaño medio están a punto de instalarse en la comunidad catalana.

Su desembarco está previsto para este mismo año 2014.

Trasladar la producción

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que estas firmas están ultimando ya el diseño de planes para trasladar parte de su producción a Cataluña. Lo están realizando con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bélgica en Barcelona.

Algunas de ellas están abandonando países como Polonia o Bulgaria para instalarse próximamente en territorio español.

Se trata, en su mayoría, de compañías de ingeniería que se dedican a la fabricación de productos petroquímicos, bienes de consumo, etc. Entre ellas, destacan Katoen Natie y sobre todo la farmacéutica Solvay.

La independencia no se va a producir

La opción de Cataluña se ha concretado, entre otras cosas, porque los altos directivos de esas empresas no temen que llegue a ser realidad un escenario secesionista en Cataluña.

“Lo de la independencia es algo que no se va a producir”, zanja un alto cargo de una de las empresas belgas que se van a trasladar.

Sostienen que ellos relativizan considerablemente la situación en Cataluña porque Bélgica está acostumbrada también a situaciones de gran inestabilidad política, dadas las tensiones entre flamencos y valones.

“No vamos a parar nuestros planes porque dos partidos monten aquí este circo que no va a llegar nada. Nosotros sabemos mucho de eso. No nos intimida”, comenta.

Los argumentos para tomar la decisión

Un representante de la Cámara de Comercio de Bélgica en Barcelona, consultado por ECD, detalla algunos de los argumentos que han movido a empresas a apostar por instalarse en Cataluña. En síntesis, destacan las siguientes razones:

-- Elevada presión fiscal en Bélgica, que les lleva a intentar aprovechar las mejores condiciones impositivas que ofrece España, en este caso Cataluña, para conseguir reducir costes.

-- Han detectado en esa región la existencia de un caladero importante de parados cualificados y muy baratos.

-- ‘Mentalidad nórdica’. Les atrae la forma de hacer negocios de los empresarios catalanes, frente a los del resto de España. La consideran “rígida y muy disciplinada”, por tanto, muy cercana a la de los países del centro y el norte de Europa.

-- Citan el Puerto de Barcelona como una de las infraestructuras clave para el transporte de sus productos fuera del país.

-- En Bélgica están familiarizados desde siempre con el castellano. Después del francés, es el segundo idioma para muchos belgas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··