Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Joaquín Almunia ha hecho perder 3.000 millones a los astilleros españoles, al margen de las devoluciones. La incertidumbre sobre las ayudas al sector naval desvió 50 contratos clave a Holanda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los astilleros españoles no solo tendrán que devolver los 2.000 millones de euros en ayudas concedidas por Bruselas desde 2007. A ese coste económico hay que añadir ya las pérdidas que han contabilizado y acumulado en los dos últimos años como consecuencia de la incertidumbre en el sector naval. Se han perdido hasta medio centenar de contratos.

La Comisión Europea, a través del comisario de Competencia Joaquín Almunia, comunicó esta semana a España que el sector naval deberá devolver a las arcas públicas las ayudas fiscales que recibió entre 2007 y 2011, al considerarlas ilegales. Un duro golpe a los astilleros españoles.

Estas subvenciones, que en el sector se cuantifican en unos 2.000 millones de euros, deberán ser devueltas por los inversores que financiaron la construcción de los buques, pero no por los armadores ni los propios astilleros.

Pérdidas de más de 3.000 millones en dos años

Sin embargo, esto es sólo la punta del iceberg. Según ha podido saber El Confidencial Digital en fuentes del sector naval, los astilleros españoles han realizado ya una primera valoración sobre el impacto que han tenido las dudas en los últimos dos años sobre las ayudas al sector. Y algunas de sus conclusiones son demoledoras:

-- Más de 3.000 millones en pérdidas en sólo dos años.

-- Los astilleros españoles han perdido alrededor de 50 contratos clave por la incertidumbre en el sector. Esas dudas sobre el futuro de la industria naval española han llevado a los inversores a apostar por otros países europeos.

Contratos desviados a Holanda y Noruega

Según las fuentes consultadas, los astilleros holandeses han sido los que mayor tajada han sacado tras la paralización de los contratos en el mercado español en los últimos años.

También, aunque en menor medida, otros de los trabajos han sido encargados a firmas noruegas, en lugar de adjudicarlos a empresas españolas.

Y en el sector naval nacional no se pasa por alto un dato llamativo. Fue precisamente el Gobierno de los Países Bajos el que presentó la denuncia contra España que llevó a la Comisión Europea a anular, en junio de 2011, el marco español de ayudas a los astilleros.

Máxima indignación con Joaquín Almunia

El enfado del sector naval con Joaquín Almunia es mayúsculo. Entre los astilleros se esperaba una mejor intercesión de su equipo en Bruselas a favor de los intereses españoles, a la hora de minimizar la factura que tendrían que pagar por este asunto.

Tampoco han gustado algunos gestos y desplantes del comisario. Tal y cómo se contó en este confidencial, el socialista Joaquín Almunia se negó a mediados de mayo a recibir a la delegación enviada a Bruselas por los representantes de los astilleros españoles.

Esta comitiva visitaba la capital belga con el objetivo de defender que no se devolvieran las ayudas concedidas por el anterior sistema de financiación del naval. Un gesto feo y un portazo innecesario, afirman los afectados.

Un malestar que aumentó cuando conocieron que días después de plantar al sector naval español, Almunia sí encontró un hueco en su agenda para recibir en Bruselas al primer secretario del PSC, Pere Navarro.

En España hay 24 astilleros privados en Galicia, Asturias y País Vasco, y uno público, Navantia, con presencia en A Coruña, Cádiz y Cartagena. Un sector del que dependen casi 90.000 personas, entre empleos directos e indirectos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·