Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Escándalo por los gastos sin declarar

Juan Iranzo ha pagado 23.000 euros a Hacienda para evitar una multa por su tarjeta Business Plata de Caja Madrid

Presentó el 8 de octubre una declaración complementaria del IRPF de los años que no han prescrito. Ha devuelto 46.800 a la Fundación de la entidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan Iranzo ha pagado a Hacienda 23.000 euros para evitar una elevada sanción económica. Ha presentado una declaración complementaria del IRPF de los años que no han prescrito para liquidar las cantidades que Caja Madrid no declaró por los 46.800 euros que gastó con su tarjeta Business Plata.

Juan Iranzo. Juan Iranzo.

Concretamente, según han confirmado a El Confidencial Digital fuentes próximas a Iranzo, la declaración complementaria, presentada ante la Agencia Tributaria el pasado 7 de octubre, se refiere a los años comprendidos entre 2010 y 2012, los únicos ejercicios para los que todavía no ha prescrito el fraude fiscal.

Correspondientes al año 2010, Juan Iranzo ha tenido que abonar 7.464,6 euros a Hacienda; del 2011, una suma de 12.976,1, y del ejercicio 2012, 2.595 euros. Un total de casi 23.000 euros.

También, en el entorno del decano del Colegio de Economistas de Madrid aseguran que, con fecha de 7 de octubre, el economista realizó una transferencia de 46.800 euros a la Fundación Caja Madrid por el importe total de los gastos que realizó con su tarjeta Business Plata durante esos tres años como consejero.

Inspecciones para no poder eludir una multa tributaria

Juan Iranzo ha conseguido adelantarse a la actuación de la Agencia Tributaria. Hay que recordar que Hacienda perseguía que los 86 directivos que utilizaron las tarjetas opacas de Caja Madrid no tuvieran fácil escapar de una elevada sanción económica si se confirmaba que habían defraudado en el IRPF al no declarar esos importes como rendimientos del trabajo.

Se proponía impedir, abriéndoles inmediatamente una inspección sobre sus declaraciones de la Renta de los últimos cuatro ejercicios, que pudieran presentar una liquidación voluntaria del IRPF para declarar esas cantidades.

Esa circunstancia les permitiría eludir la sanción tributaria, un escenario que Hacienda no estaba dispuesto a tolerar en este caso. La Ley General Tributaria prevé que esas declaraciones complementarias eviten las multas por evasión fiscal si no se ha iniciado todavía la investigación.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·