Miércoles 24/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Por qué Merkel bloquea el supervisor bancario europeo: 1) No quiere que se conozca la mala situación de los bancos alemanes, 2) Se empeña en que España pague los efectos de ‘su’ burbuja inmobiliaria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alemania ha logrado que los líderes europeos retrasen hasta 2014 la puesta en marcha del supervisor bancario único. La canciller Angela Merkel no está dispuesta a mostrar la mala situación que atraviesan los bancos alemanes antes de las elecciones. Tampoco a que España se vaya de rositas sin pagar los efectos de la burbuja inmobiliaria.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes financieras, la canciller alemana se niega en redondo a que el supervisor bancario europeo eche a andar antes de las elecciones en Alemania de octubre del año que viene, por lo que ha puesto todo su empeño en que su creación completa no se produzca hasta 2014.

Prefiere que, hasta ese momento, siga siendo el Bundesbank el único que supervise las entidades del país.

Los casi 6.000 bancos de la eurozona pasarán a estar bajo el control del regulador europeo cuando se ponga en marcha.

Según las fuentes consultadas, hay un aspecto oculto que explica el interés de Merkel en retrasar la unión bancaria en Europa. Mientras sí se muestra a favor de la supervisión de la gran banca alemana, como Deutsche Bank o Commerzbank, se opone frontalmente a que se incluyan también en esta vigilancia las entidades medianas y pequeñas, ya que arrojan muchas dudas sobre su fiabilidad y solidez.

La canciller no está dispuesta a poner en evidencia, a pocos meses de las elecciones, la debilidad de los bancos alemanes regionales, por lo que trata como sea de mantenerlos al margen.

Que España pague ‘su’ burbuja inmobiliaria

Las fuentes financieras a las que ha tenido acceso ECD destacan que Alemania tampoco quiere que el conjunto de los socios europeos paguen la factura completa del rescate bancario español.

Se empeña en que España asuma económicamente los errores que han conducido al estallido de la burbuja inmobiliaria en el país y a la grave crisis del sistema financiero. "Que España pague su fiesta", se comenta en el entorno de la canciller.

Por ello, el bloqueo significa también que se aplaza la recapitalización directa de los bancos españoles, a cargo del fondo de rescate, que está supeditada a la creación de este supervisor único. Un organismo que se quiere que esté preparado para resolver crisis financieras futuras, pero no la actual que sacude a España.

Supone que la carga del rescate bancario español, cifrado en 100.000 millones pero que presumiblemente rondará los 60.000, seguirá contando como deuda pública.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··