Jueves 24/05/2018. Actualizado 14:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Altos cargos de Hacienda: “En noviembre nos vamos todos de aquí”

Montoro ha comunicado a su equipo que no será ministro aunque el PP vuelva a ganar

Está cansado de los enfrentamientos dentro del Gobierno, de los desencuentros con el partido y el grupo parlamentario del PP, de las críticas de la prensa...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cristóbal Montoro no repetirá como ministro de Hacienda en una segunda legislatura de Mariano Rajoy. La opción de que el Partido Popular vuelva a formar gobierno tras los comicios de noviembre es posible, pero el mensaje que ha trasladado el jienense a su equipo es que, aunque el PP gane, él se retirará de la vida pública.

Cristóbal Montoro. Cristóbal Montoro.

A punto de cumplir los 65 años (lo hará el próximo mes de julio) Cristóbal Montoro no quiere repetir como ministro de Hacienda en un hipotético nuevo gobierno del PP tras las elecciones generales, previstas para el mes de noviembre de este año, según ha sabido El Confidencial Digital.

Así lo manifiestan en privado altos cargos del ministerio de Hacienda. “Él es fuerte, pero se ha llevado todos los palos esta legislatura. Desde todas partes: de compañeros del Gobierno, a los que ha tenido que enfrentarse para cumplir con el déficit; desde la oposición por supuesto, pero también de su propio partido y del Grupo Parlamentario Popular, que han aprovechado la mínima oportunidad para criticarle”, asegura uno de los altos.

En noviembre nos vamos todos

“En noviembre nos vamos todos de aquí. El ministro no va a repetir en caso de que se ganen las elecciones. Al menos, a día de hoy esa es su decisión”, ha explicado otro algo cargo de Hacienda en privado.

Un buen amigo del ministro lo confirma: “Su actitud ahora es la de una persona que sabe que se va. Y, como sabe que se va, pues le da igual que le critiquen, que le digan que ha filtrado documentos o que ha traicionado a Rodrigo Rato por el espectáculo de su detención. Lo único que le guía hasta noviembre es reducir el déficit”, explica esta fuente.

No le quieren en la campaña electoral

Lo cierto es que Montoro puede exhibir la reducción del déficit y el cumplimiento de los pactos con Bruselas como logros de su gestión, pero está enfrentado a casi todos dentro y fuera de su partido. Cuenta, eso sí, con el apoyo del presidente, Mariano Rajoy, aunque algunas fuentes no descartan del todo algún cambio de caras en el Ejecutivo si el batacazo en las elecciones de mayo es muy fuerte.

La soledad de Montoro resulta clara. Como publicó ECD, los barones regionales no le quieren para la campaña electoral: prefieren invitar a los mítines a Luis de Guindos, ministro de Economía, para que venda los logros económicos del PP de cara a esos comicios.

Sus enfrentamientos con otros miembros del Gobierno han sido sonados. Con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría por la deuda de RTVE; con José Ignacio Wert, ministro de Cultura, por negarse a bajar el IVA cultural; con Ana Pastor, ministra de Fomento, por la deuda de 5.000 millones de las radiales y por Renfe; con Guindos...

El despacho, cerrado

El Grupo Parlamentario tampoco habla excelencias de Montoro. Como también se publicó en estas páginas, los diputados populares no entienden que el ministro se niegue a recibirlos para preparar las comparecencias en el Congreso de, por ejemplo, altos cargos de Hacienda, como ocurrió con la última del director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez.

“En mi etapa en el ministerio, los encuentros con el grupo parlamentario eran constantes y se preparaban esas comparecencias a veces hasta el amanecer. Ahora Montoro tiene el despacho cerrado”, explica un ex alto cargo del Gobierno de Aznar.

El miembro del Gobierno más perseguido

A todo esto hay que añadir las críticas de la oposición y también las de la prensa, que le ha puesto en la diana informativa por asuntos como las filtraciones de datos fiscales privados de personas públicas, en los casos de Juan Carlos Monedero y Rodrigo Rato.

“Le señalan por todas partes y se siente el miembro del gobierno más perseguido. Pero eso él lo aguanta más o menos bien. Lo que ocurre es que ha reaccionado encerrándose en su despacho... y trabajando para cumplir con la reducción del déficit hasta noviembre”, relata alguien que le conoce bien.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··