Lunes 28/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Frente a la oposición de Luis de Guindos

La banca apostó por Roldán para la AEB porque preocupan los test de estrés de septiembre

Se ha buscado un sheriff con voz ante el BCE y en Bruselas para controlar que la nueva regulación bancaria no castigue a las entidades españolas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El empeño de los banqueros por nombrar a José María Roldán como presidente de la AEB, en contra de la opinión del propio ministro de Economía, tiene un trasfondo. Han buscado colocar un sheriff en el BCE y en Bruselas, donde los alemanes quieren hacer un 'traje' a España con la regulación bancaria.

El Gobernador del Banco de España, Luis Linde, y el ministro De Guindos. El Gobernador del Banco de España, Luis Linde, y el ministro De Guindos.

Fuentes del sector a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital confirman que los patronos, singularmente Emilio Botín, querían asegurarse que la banca española tenga un trato justo en los próximos test de stress de noviembre, entre otras cosas porque llevan el cinturón muy apretado en comparación con la banca europea, más relajada en riesgo y provisiones.

Enlace con el Banco de España

La insistencia de los banqueros en colocar al frente de la patronal AEB al ex director general de Regulación del Banco de España, José María Roldán, en contra de la opinión de Luis de Guindos, ha tenido como trasfondo que buscaban el sheriff experimentado para entenderse con Frankfurt (sede del BCE) y en Bruselas para las batallas regulatorias de banca que se avecinan, además de ser enlace perfecto con el Banco de España. Se trata de evitar que el BCE no valore bien la regulación y supervisión de las entidades españolas.

La banca española considera que está sobrada de capital y provisiones frente a los relajados competidores europeos, a los que sí habría que apretar las tuercas. Hay bancos italianos, franceses y alemanes que, con “reglas españolas de supervisión y riesgo” estarían hoy en quiebra, dicen las fuentes consultadas.

Los test de estrés

Según la banca, existe el peligro de que los próximos test estrés del regulador europeo sobre la banca del continente y la nueva regulación sean “anfibológicos” (conceptos de doble sentido) en la graduación de  riesgo, o de “cojera alemana”.

Un socio de una gran consultora y auditora señala a ECD: No se puede mandar a Frankfurt o Bruselas a un directivo bancario cualquiera, porque se ventilan cosas muy gordas en Europa los próximos meses".

"No es graciable que en España sigamos siendo más papistas que el Papa, mientras los competidores europeos llevan una vida relajada. Por ejemplo, los plazos, conceptos y acotaciones de riesgo no son inocentes. Lo que en España es riesgo subestandar (clientes a punto o en riesgo de morosidad), en Francia o Alemania se apunta de aquella manera, o no se apunta. Media Europa tiene una reglas bancarias muy laxas en concepto y plazos para riesgo y morosidad, mientras en España llevamos dogal al cuello”, advierten.

En manos alemanas

José María Roldán no fue, pues, elegido al azar por los banqueros y, a la vista de esos condicionantes, se entiende ahora la prisa y la insistencia que mostraron: necesitan un 'fontanero experimentado' ante los próximos test de estrés del BCE a toda la banca sistémica y la nueva regulación y supervisión bancaria en Europa.

Se explica por qué insistió tanto Emilio Botín en el candidato: lo que se ventila son las nuevas reglas bancarias para las próximas décadas, y esas se van redactar en Frankfurt, sede del BCE, y “por manos alemanas”.

La banca española ha visto cómo los altos cargos de supervisión y regulación del BCE caían en manos de alemanes y franceses, mientras que los españoles acceden solo a puestos de segunda fila en las nuevas direcciones generales.

Prevención

En estas circunstancias, tanto en el Banco de España como en el sector bancario existe prevención, no preocupación, por cómo se van a hacer los test stress a la banca europea sistémica.

El examen lo pasarán , de aquí a noviembre, todas las entidades con un balance superior a los 30.000 millones de euros, o sea toda la gran banca, más la mediana y un invitado de última hora, Cajamar, la mayor caja rural, que es la mayor cooperativa de crédito de España. Las cajas no pasan examen porque no existen, se han convertido en bancos.

Esta vez los test los hará el BCE directamente, sin utilizar a consultoras como Roland Berger o Oliver Wyman, como se hizo en España el año 2012 por orden del Banco de España y del ministro Guindos. La banca confía y teme al mismo tiempo los resultados que aflorarán en noviembre. La confianza estriba en que el BCE está forzado a ser ejemplar e inatacable en la primera prueba de esfuerzo, por tanto está obligado no admitir una interpretación resbaladiza o ambigua de sus normas.

El temor viene de que  las “manos alemanas del BCE” carguen más de la cuenta sobre la valoración de las refinanciaciones o la valoración de riesgos, sobre todo en determinadas empresas en suspensión de pagos (un buen lote de ellas)  y el paquete de ladrillo dudoso que todavía renquea por ahí. Alemania no tiene ese problema, ni de empresas ni de ladrillo, ya que su tejido empresarial está sano.

Provisión tras provisión

Por poner un ejemplo: Pescanova ha sido salvada por los bancos, que ahora son los dueños de la empresa y la han refinanciado, y posiblemente hagan una quita. Eso puede tener 'sobrecoste' si el BCE se le ocurre que hay que 'sobreprovisionar' esa refinanciación.

Más aún si el BCE obliga a provisionar todo lo que tenga un “riesgo posible sobrevenido o previsible con plazos apretados”, adjetivos todos con dinamita.

Zigzags del Banco de España

La banca española se muestra muy mosqueada por los zigzag que ha dado el Banco de España en los últimos dos años con las refinanciaciones y provisiones, y no quiere repetir el trago con el BCE. Tan pronto un cliente era subestandard (al día en pago pero a punto de entrar en mora) como ya no lo era y no había que provisionar, o lo contrario, según el grado de “aprensión” del Banco de España.

Medios del Banco de España señalan que no va ocurrir nada grave. “Hay diálogo entre los bancos centrales nacionales y el BCE para acotar bien los riesgos y los conceptos, aunque se impondrá el criterio del BCE. No va a pasar nada, la banca española está recapitalizada y sus balances están limpios. Ha pasado dos tests y pasará este sin problema. A lo mejor el problema lo tienen otros países”.

El Banco de España se refiere, sin citar, a Italia y Francia, que sí tienen bancos grandes con problemas de balance, o Alemania, que tiene cajas y bancos regionales tocados, y no ha permitido que se les hagan los stress test para no tener que intervenir a ninguno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··