Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La hoja de ruta de Ruiz Mateos para hacerse cargo de Caja Castilla-La Mancha: convertirla en un banco, renovar el staff directivo y mantener a los 3.000 empleados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nueva Rumasa, el ‘holding’ presidido por el empresario José María Ruiz Mateos, ya ha dado a conocer su hoja de ruta con la que pretende hacerse cargo de la intervenida Caja Castilla-La Mancha (CCM). Ahora sólo falta el visto bueno del Banco de España.

La pasada semana, la compañía se ofreció para gestionar, administrar y conseguir reflotar la caja castellano manchega a través de “un exhaustivo y profundo plan de negocio el cual garantice su viabilidad futura, garantizando la totalidad de los puestos de trabajo” -ver noticia-.

Con ello, Nueva Rumasa pretende “volver a estar presente en el sector financiero como negocio totalmente independiente y al margen de sus empresas industriales”.

Estas son las condiciones que propone la compañía de Ruiz Mateos para hacerse cargo de Caja Castilla-La Mancha:

-- Establecimiento de una nueva ficha bancaria, que se denominaría Banco Castilla-La Mancha y que contaría con el capital necesario de acuerdo a las exigencias y normativas del Banco de España y abierto a una suscripción pública de acciones.

-- Fijación de un mecanismo para depurar el balance de CCM con el fin de sanear todos aquellos activos tóxicos que puedan perjudicar la viabilidad de la entidad en el futuro.

-- Traspaso, una vez depuradas, de todas las partidas del activo y pasivo de la caja al nuevo banco mediante una fijación de valor previa.

-- Dotar a la entidad de un nuevo equipo de profesionales que supliría al actual staff directivo.

-- Puesta en marcha de un plan de negocio concretado en el mantenimiento de todas las oficinas bancarias y servicios generales que la caja tiene en la actualidad, logrando así garantizar la permanencia y continuidad de todos los puestos de trabajo (unos 3.000).

-- Desarrollar su actividad de negocio allí donde está presente, dando prioridad máxima a su zona natural de influencia (la comunidad de Castilla-La Mancha) pero iniciando un plan de expansión de su industria, comercio, actividad agrícola, banca de particulares y familiar, y atención especial para la pequeña y mediana empresa.

-- Y, por último, continuar con la labor social generada por la caja durante tantos años, mediante una participación activa en todo lo concerniente a la vida social y cultural de la comunidad, mediante asignación de partidas especificas y programas de ayudas en convenio con la administración, organismos públicos e instituciones privadas, con el objetivo fundamental de preservar y mantener la histórica aportación que hasta el momento los castellano manchegos han venido recibiendo durante tantos años a través de la Obra Social de la Caja, explican.

Estas condiciones, como decimos, quedan sujetas a la consideración de las autoridades gubernamentales y del Banco de España.

Hay que recordar, además, que la antigua Rumasa llegó a tener activos bancarios como el Banco Atlántico, el Banco de Jérez o la Banca Masavéu.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··