Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Ex directivos de empresas como Santander, Iberdrola, NH Hoteles, Bimbo, Llanera o Barclays montan firmas de consultoría ‘freelance’ para asesorar a sus antiguos jefes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cada vez son más los directivos y primeros ejecutivos que tras salir de empresas como Bimbo, Llanera, NH Hoteles, Iberdrola, Santander, Unilever o Barclays, deciden montar sus propias firmas de consultoría y asesoría. Entre sus primeros clientes, sus antiguos jefes: empresas de gran consumo, seguridad, informática, banca y financieras, energía o servicios especializados.

“La pauta la marcaron directivos como Lladó o Legaz”, explican en El Confidencial Digital desde una reputada firma de cazatalentos. La contratación de directivos está cayendo en picado, reconocen desde este sector, apuntando que las cifras para 2009 no son esperanzadoras, pues se han recortado un 30% desde el pasado otoño y caerán otro 20% a medida que avance el año.

Belén Serra, responsable de la oficina barcelonesa de Bao & Partners, cifra en un 31% el recorte en la contratación de puestos directivos en los primeros meses del año, recorte que, según adelantan los datos que manejan en esta firma de headhunters, continuará a lo largo de 2009. “Las previsiones son pasar de un 50% de nuevas contrataciones a un 22%”, matiza.

Ante esta situación, muchos directivos “se están montando por su cuenta, por lo que se está registrando un aumento importante de freelancers”, adelanta. Esta reconversión de directivos se ve fundamentalmente en gran consumo, marketing y desarrollo de negocio. También muchos ex directivos de la construcción han optado por esta vía.

Según ha podido saber ECD, “si la salida ha sido en buen tono, la gran mayoría de estos ex directivos acaban encontrando en sus antiguos jefes sus primeros o principales clientes”, opina un veterano en la colocación de primeros ejecutivos. “Muchas veces, la gente que abandona la empresa significa una pérdida de su capital humano, conocimiento y experiencia, pero también puede verse como una magnífica oportunidad para incrementar y explotar su red de contactos”, añade. “Por su expertise podemos confiar en ellos para que se conviertan en nuestros socios de negocio”, amplían desde una multinacional de auditoría fiscal.

Esta tendencia pisa con fuerza en mercados como el tecnológico e informático, o en sectores en los que se precisan conocimientos técnicos muy concretos, como el de servicios especializados –como el de renting que han sabido explotar José Luis Martín Trujillo y Luis A. Campos Antonelli, procedentes de las filiales de alquiler de coches del Santander, Deutsche Bank o Societé Generale para montar autorenting.com -.

“El ex director de Bimbo ha sido uno de los primeros en optar por esta salida”. Recuerdan fuentes del sector de distribución y gran consumo. Miguel Lladó aprovechó su salida de la panadera para crear la consultora Peak Business Advisory, con sede en Barcelona, y dedicada a la “intermediación en la prestación de servicios de asesoría y consultoría a profesionales y a empresas de todo tipo”, según los datos del Registro Mercantil.

También Manuel Peña, directivo procedente de Unicaja-Huelva y que salió del consejo de administración de Llanera cuando se aprobó el concurso de acreedores en la empresa, se ha decantado por montar su consultoría de empresas de ámbito nacional, MP07.  Entre los más recientes, el de la ex directora corporativa de Relaciones con Inversores de NH Hoteles y Aceralia, Teresa Bittini, a DCM Asesores.

Otro ‘gran ex’ que ahora trabaja como consultor independiente es Roberto Legaz, antiguo director de desarrollo de energías renovables de Iberdrola. Su campo de actuación: proyectos eólicos y de energía solar, sector en el que aglutina la experiencia de sus años como director general de Gamesa Solar.

Por su parte, Serra explica que se está viendo un ajuste muy fuerte y que ahora, las empresas lo que miran es la rentabilidad de sus directivos, de forma que si este no cumple los objetivos marcados, se empieza a buscar sustituto antes de lo que se hacía antaño.

Serra señala que lo más buscado son “la gente de negocio”, es decir, profesionales que aporten volumen, que tengan ya carteras de clientes bajo su gestión. Aunque las necesidades varían de una empresa a otra, y también se aprecian por sectores, esta tendencia es generalizada, notándose especialmente en banca privada y despachos de abogados, explica la experta de Bao. “No se está contratando a nadie de operaciones ni de back up, pero sí hay movimiento en otras divisiones”, comenta Serra en ECD.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·