Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El TSJM confirma el despido de dos abogados de Lupicinio por ‘montarle’ la competencia aliándose con su socio internacional: los e-mails interceptados han sido claves. Vea la sentencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha confirmado el despido de dos abogados de Lupicinio. La sentencia declara probado el proyecto que intentaron poner en marcha estos ex miembros de la firma con directivos de Eversheds LLP en Reino Unido con el objetivo de crear una firma competidora en España.

Según la sentencia, a la que ha tenido acceso El Confidencial Digital, Eversheds Lupicinio tuvo constancia de que, al menos, desde diciembre de 2010, Francisco Javier Carrión García de Parada estaba liderando, en colaboración como mínimo con otro abogado del despacho, Antonio Bravo Taberné, una doble maniobra desleal.

Por un lado, se disponían a constituir una firma paralela a Eversheds Lupicinio, que una vez en funcionamiento supondría competencia directa, al transferir a este nuevo proyecto los clientes que tenían asignados en Eversheds Lupicinio.

También se constató que estaba negociando a sus espaldas con su socio internacional, el despacho de abogados Eversheds LLP en Londres, la formación de una firma en paralelo bajo la denominación de “Eversheds España”, con contactos con directivos del bufete inglés, y en cuyo nuevo proyecto preveían, además, incorporar, al menos, a doce abogados del despacho de Eversheds Lupicinio.

Los correos electrónicos, claves

En la Intranet de Lupicinio Abogados existía, al menos, desde noviembre de 2010, una normativa que contenía medidas para un buen uso de los recursos informáticos y que se avisaba a los usuarios del correo electrónico que el despacho se reservaba la facultad de chequear los mismos.

Por este motivo, el juez considera probado que no se ha producido lesión alguna del derecho fundamental a la intimidad personal y secreto de las comunicaciones.

Según la sentencia, el juez declara probado que ambos ex abogados de Eversheds Lupicinio elaboraron un Proyecto y Plan de Negocio a finales de 2010, utilizando el correo electrónico del despacho para remitirse los textos provisionales que iban elaborando a través de ficheros adjuntos, haciendo constar como referencia, en el apartado “Asunto” del correo, casos relacionados con el despacho.

Además, se encontraron en los e-mails cruzados expresiones referentes al socio director, Lupicinio Rodríguez, tales como “Lupicinio is dead” (Lupicinio está muerto) o “se está suicidando”.

Asimismo, según la sentencia, ha quedado acreditado que Francisco Javier Carrión remitió el Plan de Negocio del despacho Eversheds España SLP como fichero adjunto al correo electrónico de Ignacio Zurdo Garay-Gordóvil y Antonio Bravo Taberné, haciendo constar como “Asunto:TROLLI VS STI, con el siguiente texto: “Os mando el escrito de conclusiones para vuestra inmediata revisión”.

También considera probado que Ignacio Sagües, de la Agencia CUSHMAN & WAKEFIELD, remitió a Francisco Javier Carrión un correo electrónico, con fichas de oficinas que podían encajar dentro de lo que estaban buscando para establecer la sede del nuevo despacho en Madrid.

Por todo lo cual, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestima los recursos de suplicación interpuestos por Lupicinio Rodríguez Jiménez y Francisco Javier Carrión García de Parada, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº6 de Madrid, de fecha de veinticinco de mayo de dos mil once y, en consecuencia, confirma íntegramente el fallo de instancia

Además, se condena a la parte demandada a abonar al Sr. Letrado impugnante del recurso, en concepto de honorarios, la cantidad de 500 euros.

Vea aquí la sentencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·