Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

En contra de la actual tendencia en el consumo

Tiendas y bares prefieren el pago en efectivo: los fraudes con tarjetas les cuestan 1.400 millones al año

El pequeño comercio evita el abono por móvil porque considera que su mejor defensa para evitar estafas son los detectores de billetes falsos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pesar del crecimiento en el uso de otros dispositivos alternativos como las tarjetas o la irrupción del pago por móvil a través de los “smartphones”, el dinero en efectivo continua siendo el más utilizado para realizar transacciones en España. Es el método, además, que prefiere el pequeño comercio para evitar las operaciones fraudulentas.

Comerciante. Comerciante.

La fiabilidad del pago en efectivo es uno de los principales motivos. De acuerdo con los últimos datos disponibles sobre la zona euro, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, en 2013 la cifra de operaciones fraudulentas con tarjeta ascendió hasta los 1440 millones de euros.

Una cantidad que, a su juicio, se vería reducida con los pagos convencionales en efectivo gracias a sistemas como los detectores de billetes falsos. Garantizan la autenticidad de los billetes  y constituyen para ellos la mejor forma de evitar estafas, sobretodo en pequeños comercios, donde el tránsito de éstos es mayor y son más vulnerables a estos ataques.

Este factor es altamente valorado, especialmente en tiendas y bares, donde gracias a los detectores de billetes falsos, ven como sus negocios reducen sus pérdidas de manera considerable especialmente en el periodo estival, cuando la circulación de billetes falsos se incrementa de forma significativa.

Cada vez son más las empresas que cuentan con detectores de billetes falsos como consecuencia del elevado número de billetes y monedas fabricadas de forma ilícita que tratan de hacerse un hueco en el mercado español.

Se trata de medidas preventivas de elevada fiabilidad que, además de colaborar en la lucha contra delitos de estas características, otorgan tranquilidad a unos pequeños y medianos comercios que, gracias a estos sistemas, sienten más protegidos sus negocios.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·