Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El ex ministro se siente enormemente decepcionado

Las amargas confesiones de Rodrigo Rato: “Me han echado los míos”

“Con Emilio Botín, nunca se habría producido mi salida del Banco Santander”. “Si yo hablara de Luis de Guindos...” Rato niega haber hecho esos comentarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rodrigo Rato está sufriendo lo que tantos poderosos padecen cuando dejan de ocupar un cargo importante: la soledad y la indiferencia. En conversaciones con su entorno, el ex presidente de Bankia se queja amargamente de que “hayan sido los míos” los que han forzado su salida de la entidad bancaria y le han enviado al ostracismo público. “No me coge el teléfono nadie”, cuenta.

Rodrigo Rato. Rodrigo Rato.

No obstante, el ex ministro, ex vicepresidente y ex director del Fondo Monetario Internacional continuará con la actitud de mostrarse prudente en sus declaraciones públicas. Lo ha sido hasta ahora y, salvo sorpresa, continuará en esa línea. Pero en privado se muestra mucho más duro y combativo, en línea con lo que fue siempre su comportamiento en la actividad política.

El Partido Popular le ha dejado solo

Personas que tienen relación con Rodrigo Rato, y que le han escuchado tras el escándalo de las tarjetas black de Bankia, relatan que una de las principales cosas por las que se siente más dolido es porque “me hayan echado los míos”, en referencia al Partido Popular.

“El ex ministro no entiende que hayan sido sus compañeros del PP los que han acabado con su imagen, y los que le obligaron a salir de Bankia. Ni entiende al propio Luis de Guindos, actual ministro de Economía, al que él puso como secretario de Estado en su Gobierno”, aseguran las fuentes que han escuchado a Rato.

“Yo podría hablar de Guindos y de su etapa en Lehman Brothers. Si yo hablara de Guindos...”, ha asegurado Rodrigo Rato a su entorno.

Según las fuentes consultadas, el que fuera ministro de Economía con José María Aznar “no entiende que él se encuentre en la situación en que está, mientras que otros, como Narcís Serra, que estuvo al frente de Catalunya Caixa, parezca que no ha hecho nada”.

“¿Me voy a pringar por 50.000 euros?”

La imagen de Rodrigo Rato como gestor del 'milagro económico' español empezó a derrumbarse tras su salida como presidente de Bankia. Pero se ha visto totalmente desmontada después de conocerse el escándalo de las tarjetas black, las 'visas' que tenían los directivos de la caja para sus gastos y que, supuestamente, no declaraban al fisco.

¿Qué cuenta Rato sobre esas tarjetas? “Cuando llegué al banco, el director general, Sánchez Barcoj, me dio una tarjeta para mis gastos, que me dijo formaba parte de mi retribución. En ningún momento dudé de que eso fuera ilegal. Yo tenía un sueldo de alrededor de dos millones de euros al año, que me puse yo mismo. ¿Me voy a 'pringar' por 50.000 euros?

"Yo tenía un sueldo de alrededor de dos millones de euros al año, que me puse yo mismo. ¿Me voy a 'pringar' por 50.000 euros?”

”, ha comentado el ex ministro a su entorno.

“Yo vi la lista de los que tenían esas tarjetas y empecé a tachar a los que ya no la iban a tener. Reduje al mínimo la lista de los que disfrutaban de ellas. Jamás dudé de que eso se declarara o no se declarara a Hacienda”, ha dicho en privado.

Como el resto de afectados, el ex ministro también considera gravísimo que se hayan conocido dónde gastaron ese dinero, atentando así contra el secreto bancario.

Con Botín, seguiría en el Santander

Una consecuencia de que se haya conocido públicamente que los consejeros y directivos de Caja Madrid gastaron durante diez años algo más de 15 millones de euros con estas tarjetas black ha sido que la mayoría ha tenido que abandonar los cargos públicos en los que estaban. Desde la presidencia de Ceim, como Arturo Fernández, a la Casa Real, como Rafael Spottorno.

En el caso de Rato, se ha visto obligado a renunciar a su militancia en el PP, le han retirado menciones honoríficas, por ejemplo en Gijón, y ha cesado como consejero del Banco de Santander. La nueva presidenta de la entidad, Ana Botín, decidió en noviembre prescindir de él, por el sistema de disolver el Consejo Asesor Internacional.

“Esto no hubiera pasado si siguiera al frente del banco Emilio Botín -ha asegurado Rato-. Como ministro de Economía, tomé medidas que beneficiaron mucho a Botín y al resto de bancos. El padre habría aguantado la presión”.

Según las personas que hablan con el ex ministro, Rato se queja de que se ha quedado sólo. “Asegura que nadie le coge el teléfono, que gente que antes le llamaba a él ahora no se le ponen. Prácticamente sólo le queda César Alierta”, asegura su entorno.

César Alierta, presidente de Telefónica, le mantiene como consejero asesor para Latinoamérica. De momento, es el único que no le ha retirado su apoyo públicamente, algo muy valorado por el ex ministro y que las fuentes consultadas justifican porque “Rato apoyó a Alierta cuando el presidente de Telefónica se vio envuelto en el problema de la información privilegiada en Tabacalera con su sobrino”.

Rodrigo Rato niega

Una vez publicada la noticia, Rodrigo Rato ha enviado esta mañana a El Confidencial Digital un correo electrónico en el que afirma lo siguiente:

“Muy señor mío, leo en el día de hoy una información en su publicación referida a mí que es falsa en su totalidad. Todas y cada una de las frases que se me atribuyen son falsas. Y espero que recojan este desmentido con la misma notoriedad con la que ha publicado el citado artículo”.

ECD puede confirmar que las confesiones de Rodrigo Rayo reflejadas en la noticia han sido hechas a personas de su máxima confianza, más de una, con las que ha hablado este confidencial y de quienes, por tanto, procede la información publicada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·