Viernes 19/01/2018. Actualizado 13:41h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los aterradores datos de la crisis: la mitad de los parados no recibe ya prestaciones, 67.000 empresas cerradas desde 2009, la Seguridad Social ha perdido 2 millones de afiliados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

España lleva tres años soportando una de las peores crisis económicas de su historia. Y los efectos están siendo demoledores para trabajadores y empresarios. Así se refleja en los informes que ha elaborado el ministerio de Trabajo, con unas dramáticas cifras que ponen en cuestión la sostenibilidad del sistema a medio plazo.

En concreto, las cuentas de la Seguridad Social muestran el siguiente balance: la mitad de los casi 5 millones de parados ya no reciben la prestación de desempleo, dos millones de personas han dejado de cotizar desde julio de 2007, y miles de empresas se han visto obligadas a cerrar por el estancamiento de la economía.

Informes elaborados por el ministerio de Trabajo, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, concluyen que la crisis ha provocado que la afiliación a la Seguridad Social se sitúe este año en niveles de hace más de un lustro, con 17.500.517 cotizantes activos (con empleo) a comienzos de septiembre de 2011.

La cifra contrasta con el ‘récord’ obtenido durante el verano de 2007, cuando se alcanzaron los 19.492.941 trabajadores afiliados. En la serie histórica elaborada por el ministerio de Valeriano Gómez, se puede comprobar que hasta mediados de 2009 no se empezaron a notar los efectos de la crisis. Desde septiembre de ese año, no se ha vuelto a sobrepasar los 18 millones de cotizantes.

La mitad de parados están sin prestación de desempleo

Además de los 17.500.517 cotizantes activos, en la Seguridad Social están también 2.582.657 trabajadores sin empleo: los que llevan menos de dos años en paro y, por tanto, tienen derecho a percibir prestaciones contributivas.

Fuera de estas prestaciones se encentran 1.548.270 personas, es decir, los llamados ‘parados de larga duración’ que completan los 4.130.927 desempleados registrados por el Ministerio de Trabajo en agosto de este año.

Voces autorizadas de la Comisión del Pacto de Toledo, consultadas por ECD, apuntan que, de mantenerse la tendencia, “la cifra de 5 millones de parados será una realidad a finales de año, y sólo la mitad de ellos recibirán prestaciones”.

Las mismas fuentes señalan que es el Estado quien debe pagar a la Seguridad Social el paro de todos los cotizantes desempleados. Sin embargo, el año pasado, el Gobierno dejó a deber a la Tesorería 4.556 millones de euros, lo que provocó que el superávit del sistema cayese en 2010 un 71,97 %, cerrando el ejercicio con 2.382,97 millones de euros, el 0,2 % del PIB.

67.000 empresas han cerrado en dos años

ECD también ha tenido acceso al registro de empresas que han cotizado durante los últimos dos años. Los datos de 2007 y 2008 no han sido publicados por el Gobierno, pese a las continuas solicitudes realizadas en el Congreso por los grupos parlamentarios de la oposición.

El informe del ministerio de Trabajo señala que en España se han cerrado 67.907 empresas desde enero de 2009 hasta julio de 2011, pasando de 1.527.539 compañías a 1.459.632, un factor clave en el incremento del paro durante la crisis.

Por tamaño de empresas, las pymes son las que más han sufrido el estancamiento económico. Hace dos años había 1.492.196 compañías con plantillas de 1 a 50 trabajadores, frente a las 1.425.509 que cotizan en la actualidad. Por tanto, desde enero de 2009 se han cerrado 66.687 pequeñas y medianas empresas, que suponen el 98,20 % de todas las compañías que han cesado su actividad en ese mismo periodo.

También han cerrado 800 empresas con de 51 a 100 trabajadores, y 438 de 101 a 500 empleados. Por el contrario, en número de compañías con plantilla de más de 500 personas no han dejado de crecer pese a la crisis: han pasado, de 2.050 compañías a comienzos de 2009, a 2.068 en julio de 2011.

Difícil sostenibilidad del sistema

Las fuentes consultadas por este diario explican que, debido al brusco descenso del número de afiliados a la Seguridad Social, y al impago por parte del Estado de los miles de millones que debe a la Tesorería, “las cuentas del sistema se encuentran en la peor situación de su historia”.

Si en 2010 el superávit descendió un 71,97 %, con un desfase entre ingresos y gastos de -5,52 %, este año “las inyecciones por cotización han continuado cayendo en picado, mientras que los gastos han aumentado, por lo que a finales del 2011 el balance va a ser aún más preocupante”.

La congelación de pensiones aprobada por el Gobierno supondrá un ahorro de 1.400 millones de euros, “lo que garantizará que el presente ejercicio no se cierre en números negativos”. No obstante, “si no se generan puestos de trabajo para ampliar la cotización, la Seguridad Social será deficitaria, y por tanto insostenible, en pocos años”, según esas fuentes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··