Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Dos cosas que irritan a los banqueros: la lentitud de la UE en el rescate de países como Grecia y que la gran prensa económica europea se dedique a “sacudir” a España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los banqueros españoles se sienten irritados por dos asuntos principales. Uno, la lentitud de Bruselas a la hora del rescate de países en dificultades, como está ocurriendo con Grecia. El otro, las campañas que monta contra España la prensa internacional, sobre todo algunos medios considerados ‘gurús’.

La banca española está salvando la cara ante la crisis, con menos márgenes, menos beneficios, menos crédito y menos negocio. Han salvado el primer trimestre, pero el año 2011 “va a parecerse al 2010, en lugar de ser algo mejor” y con eso no contábamos, según fuentes de AEB consultadas por El Confidencial Digital.

Y hay dos cosas que irritan y preocupan los banqueros españoles. La primera, la falta de rapidez en los rescates de países. Piensan que “si los políticos gestionaran empresas no perderían tanto tiempo”.

No entienden, concretamente, la falta de rapidez en la resolución de la crisis griega. En su opinión, los dirigentes de Bruselas “no miden el tiempo”, aplazan decisiones durante meses, y no valoran el peligro inminente para toda la Zona Euro por el aplazamiento del rescate griego.

El segundo asunto es “la mala prensa y la machaconería de la gran prensa económica internacional contra España, acentuando la crítica y minimizando el menor dato positivo”. A la vez, piensan los banqueros, “tampoco los españoles nos defendemos frente a la prensa internacional, que nos sacude con ocasión y sin ella”.

Para la banca española, es especialmente grave que la gran prensa económica internacional publique con frecuencia artículos tendenciosos (algunos, incluso directamente falsos). Y la prensa española se hace eco de ellos como si fueran un oráculo, cuando esa prensa está ligada a intereses de las bolsas de Wall Street y Londres y tiene conexiones pocos explicables con inversores y bancos.

Desde su punto de vista, ese comportamiento ‘provinciano’ hace mucho daño a España,  y sin embargo los directores de los medios españoles (no todos) siguen empeñados en hacerse eco de “noticias dudosas” y algunas tendenciosas o falsas.

Además del difícil clima político, ese comportamiento explica que España tenga dificultades para vender “sus fundamentales económicos”: el estado real de nuestra economía, “que no es bueno, pero no tampoco es catastrófico, y está a mucha distancia de Grecia, Irlanda o Portugal”.

Según los banqueros, sería una ayuda para la banca española “tomar distancia nítida de esos tres países” y hacer más lobby a nivel informativo internacional. La patronal ya ha hecho cosas discretamente, pero el ministerio de  Economía y la diplomacia deberían ser más activos y contundentes con las noticias de la “prensa gurú” (que ha llegado a publicar cifras falsas o distorsionadas).

Que no manden los alemanes

La banca española, junto con la de otros países, está intentando, y consiguiendo en parte, que en la patronal bancaria europea no manden los alemanes: que las decisiones no se tomen, como hasta ahora, a toque de corneta de los intereses de Berlín y del banco central alemán.

La banca alemana y francesa, está consiguiendo que los rescates no les afecten, o les toquen lo mínimo, e incluso están buscando compensaciones si colaboran voluntariamente en los rescates de países.

La banca española no está expuesta significativamente por la toma de riesgo ni en Grecia, ni  Portugal ni Irlanda, pero, paradójicamente, seguimos en el saco de los malos alumnos, a pesar de tener datos mejores que Italia o Bélgica, por decir algún país, al que no se ataca... Pero esto no se dice. Por lo visto, no interesa, concluyen.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·