Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Fue fundada en Madrid en los años 50

La cadena de cafeterías Nebraska cierra sus establecimientos en España

El nuevo dueño (Corpfin Capital Real Estate) adquirió la compañía el 21 de diciembre y ha decidido aprovechar los locales para poner en marcha otro negocio. Toda la plantilla ha sido despedida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de 62 años, la emblemática cadena de cafeterías Nebraska ha echado el cierre a todos sus locales en Madrid. La compra de la empresa por Corpfin Capital Real Estate ha acabado con una de las marcas de hostelería más reconocidas de la capital de España.

Cafetería Nebraska de la calle Bravo Murillo cerrada. Cafetería Nebraska de la calle Bravo Murillo cerrada.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes internas, el nuevo dueño se hizo con la empresa el pasado 21 de diciembre.

Ahora, tras las fiestas navideñas, Corpfin Capital Real Estate ha dado orden de comenzar a reformar los locales para, con toda seguridad, emprender otros negocios distintos a la hostelería tras constatar su escasa viabilidad económica.

De hecho, en los locales que la cadena mantenía abiertos hasta este martes en Madrid podía leerse ya este miércoles: “Cerrado por reformas. Perdonen las molestias. Muchas gracias”.

La firma de inversión y gestión inmobiliaria que se ha hecho con Nebraska ha decidido también prescindir del centenar de empleados que venían prestando servicio en los establecimientos de las calles Gran Vía, Alcalá, Bravo Murillo y Goya. Por tanto, los activos están ubicados en zonas estratégicas y muy comerciales de la capital.

La adquisición de las cuatro cafeterías se hizo en dos fases. El fondo comprador desembolsó 9,9 millones de euros por los locales situados en la calle Alcalá y en Goya, en una operación que se llevó a cabo a través de la sociedad Corpfin Capital Prime Retail Assets Socimi, con 5,9 millones de financiación bancaria. Posteriormente se compró la sociedad Nebraska Blanco Hermanos para hacerse con la propiedad de la cafetería sita en Gran Vía, a través de dos fondos dedicados a la inversión en activos retail, por el montante restante, mientras que la de Bravo Murillo era de alquiler.

A pesar de que los trabajadores conocían la venta del grupo de cafeterías desde el 27 de diciembre, la decisión del cese de la actividad fue comunicada a los empleados con sólo un día de antelación, en la tarde del pasado martes.

El local de Cuatro Caminos fue el primero que se inauguró en Madrid en los años 50, aunque sufrió un lavado de imagen y una remodelación completa en 2010. Desde los 90, los establecimientos eran una amalgama de restaurante americano de carretera con sofás rojos de sky y panadería-pastelería con tartas de plástico en el escaparate.

Juan Ramón Blanco fundó la cadena junto a sus tres hermanos. Con el paso del tiempo, Nebraska ha llegado a convertirse en una de las cafeterías más conocidas y míticas de Madrid.


  • Cafetería Nebraska de la calle Bravo Murillo cerrada. Cafetería Nebraska de la calle Bravo Murillo cerrada.
  • Un viandante lee el cartel de cierre de una cafetería Nebraska. Un viandante lee el cartel de cierre de una cafetería Nebraska.
  • Cafetería Nebraska de la calle Bravo Murillo cerrada. Cafetería Nebraska de la calle Bravo Murillo cerrada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·