Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La patronal de las cajas ‘aprieta’ a los más de 130.000 empleados: congelación salarial, movilidad laboral sin límites y libertad de horarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se avecinan tiempos difíciles para los más de 130.000 empleados de las cajas. La Asociación de Cajas de Ahorros para Relaciones Laborales (ACARL), la patronal del sector que está negociando con los sindicatos el nuevo convenio colectivo, planea un fuerte ajuste. Proponen una congelación salarial para los dos próximos años, desbloquear la movilidad geográfica y libertad para elegir horarios.

Fuentes financieras de toda solvencia consultadas por El Confidencial Digital comentan que los planes de la patronal de cajas exigirán un “duro sacrificio” a medio plazo para los 132.000 trabajadores del sector.

La Asociación de Cajas de Ahorros para Relaciones Laborales (ACARL) está negociando con los sindicatos el nuevo convenio colectivo, que deberá adaptarse al nuevo escenario financiero tras la profunda reestructuración que está experimentando el sector.

El anterior acuerdo expiró el pasado 31 de diciembre, y, según fuentes cercanas a la negociación, ahora se abre un nuevo tiempo que pasa por ajustar al máximo el crecimiento de las nóminas.

El convenio colectivo vigente establece, concretamente, que los trabajadores tienen derecho a cobrar dos pagas ‘estatutarias’ en concepto de “estímulo a la producción”; una paga o paga y media se reparte en función de los beneficios obtenidos por cada caja (según la cuantía de los excedentes), y otras dos pagas se abonan sin atender a los resultados concretos de cada entidad.

Duro ajuste para la plantilla

En esta línea de recorte de gastos, la patronal de las cajas de ahorros ha realizado una dura propuesta en la renegociación del convenio colectivo. En la primera reunión con los sindicatos hace unas semanas las cajas han planteado un plan de rebaja salarial para los empleados. Proponen que el sueldo de sus trabajadores descienda un 4'5% anual sobre el IPC hasta el año 2015. De esta manera conseguirían soltar lastre en su capítulo de gastos y acelerar el proceso de reestructuración.

Esta medida va más allá de la propuesta de los sindicatos, que están dispuestos a aceptar dos años de congelación salarial para recuperar el terreno perdido a partir de 2013. Este escenario, sin embargo, no convence a las cajas, castigadas por un lento proceso de reestructuración y sin margen de maniobra por su alta exposición al ladrillo.

Pero no son los únicos planteamientos que la ACARL ha puesto sobre la mesa negociadora en los últimos encuentros. Entre las peticiones se encuentran también las siguientes:

-- Congelación salarial para los dos próximos años. A partir del tercer ejercicio, proponen un incremento de los salarios que sea del IPC menos un 4,5%. Esto supondría un duro golpe para los más de 130.000 empleados de las cajas de ahorros españolas. Si tomamos como referencia una inflación cercana al 3'5% a finales de año, el descenso salarial en 2011 rondaría el 1% y se iría acumulando en los años siguientes.

-- Movilidad geográfica sin límites: desbloqueando, así, el tope actual de 25 kilómetros por razones económicas, técnicas, organizativas o de producción. El proceso de fusiones de entidades de diferentes regiones ha motivado esta propuesta de la patronal de cajas.

-- Libre disposición de las entidades financieras del horario y su distribución.

-- Supresión de las Subdirecciones de oficinas, estableciendo un plus para segundos responsables con firma.

Desde que comenzó la reestructuración del sector hace tres años, se han recortado unos 13.200 puestos, que representan un 10% de los trabajadores. Sin embargo, el Banco de España presiona para que las cajas de ahorros culminen el proceso con un recorte de unos 35.000 empleos, una cuarta parte de la plantilla total que presentaban al inicio de la crisis.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·