Miércoles 23/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La nueva ley que regulará el sector fotovoltaico perjudicará a los particulares con placas solares y a los propietarios de instalaciones de gran tamaño

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los dueños de las plantas de energía solar de mayor tamaño, así como aquellos que posean instalaciones fotovoltaicas terrestres, van a ser los principales perjudicados por la nueva regulación del sector.

Los empresarios y expertos en generación de energía fotovoltaica lo tienen claro: quienes más van a sufrir las modificaciones de la legislación que regula su sector serán los propietarios de las plantas de mayor tamaño y aquellos que hayan instalado placas solares terrestres. Así lo han confirmado a El Confidencial Digital los responsables de varias empresas de referencia en este mercado.

Las fotovoltaicas llevan meses trabajando ‘a destajo’ para aprovechar las primas que expirarán el próximo 28 de septiembreamplíe aquí esta información -.

José Luis Galindo, presidente y fundador de Enertis Solar desvela cuáles son los principales escollos que, a su juicio, destacan en el borrador de la nueva legislación que circula entre los profesionales de las energías alternativas y que también conoce la Comisión Nacional de la Energía.

Este borrador plantea una doble limitación al desarrollo de nuevas plantas de generación eléctrica solar: reducir los cupos de potencia máxima instalada y recortar las primas que fomentan el desarrollo de esta fuente de energía alternativa.

“El mayor problema es que el nuevo marco legal aún no ha salido”, recuerda Galindo, destacando que queda menos de un mes para que la normativa vigente quede obsoleta.

En relación con la reducción de las tarifas o subvenciones, los principales afectados serán las grandes instalaciones terrestres, cuyo número se verá reducido en un 35%. Las concesiones para colocar techos solares también disminuirán, aunque en un porcentaje menor: 26 puntos porcentuales.

En cuanto al tope de MW instalados, se está hablando de cifrarlo en 300MW por año, explica Galindo a ECD. Esta cifra supone un brusco recorte si se compara con los datos de 2007, año en el que se instalaron 650 MW, y los primeros meses de este año, en los que la potencia instalada supera los 1.000 MW.

 De esos 300 MW, 200 deberán generarse a través de las placas solares que se instalen en cubiertas o techos, mientas que los 100 restantes se dejarán en manos de los responsables de las plantas terrestres, de mayor tamaño.

 No obstante, el responsable de Enertis Solar se muestra optimista y apunta que “con un gran esfuerzo, el recorte de las primas es asumible por el sector”, aunque no muestra la mismas esperanzas sobre los límites que se están barajando para la instalación máxima de potencia.

En la misma línea, la patronal de estas empresas, ASIF, ha sugerido en numerosas ocasiones que España siga el modelo alemán en el que, a medida que ha ido avanzando el mercado, se han reducido las primas, pero también los costes de este tipo de electricidad. Eso sí, en Alemania no existe limitación alguna de la potencia instalada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··