Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los bancos, incómodos con las prisas del Gobierno para el saneamiento: ven imposible en seis meses limpiar balances, provisionar el ladrillo y alcanzar el 9% de core capital

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sector financiero ha solicitado al Gobierno tiempo para llevar a cabo el plan de saneamiento. Consideran que es imposible lograr en seis meses sanear balances, cerrar sucursales, provisionar más ladrillo y alcanzar el 9% de capital de primera calidad.

Mariano Rajoy quiere que la ‘limpia’ en los bancos quede cerrada en junio, pero tendrá que ser flexible, según las patronales del sector, a las que ha consultado El Confidencial Digital. Recuerdan que las prisas en las reconversiones “son peligrosas”.

El sector bancario y las cajas/bancos empiezan a ponerse nerviosos con las prisas del Gobierno Rajoy y las exigencias de saneamiento a plazo fijo, no más allá de junio próximo.

Tanto en AEB como en CECA ven al Ejecutivo con una ‘urgencia’ que no explica y unas exigencias poco realistas en el manejo de plazos. El desconcierto es tanto mayor “porque el nuevo Gobierno, al menos el equipo económico cuando se encontraba en la oposición, estaba muy informado: conoce al dedillo el sector financiero y las soluciones, y piden cosas difíciles”.

Otra cosa, comentan, es que se trate de un mensaje ‘político’ para dar sensación de contundencia y calmar a los mercados.

Exigencia de Bruselas

Bancos y cajas no excluyen que se trate de una exigencia de Bruselas o de Merkel y Sarkozy, pero en cualquier caso advierten de que “acelerar fusiones, cerrar sucursales y despedir empleados, aflorar activos dañados y provisionar no se hace en seis meses”.

Por poner un ejemplo, las cajas han necesitado más de un año para despedir a más de 16.000 empleados, entre un 12 y 15% de sus plantilla, con salidas voluntarias y pactadas, las más rápidas, sin utilizar medidas traumáticas, las más largas y conflictivas.

El ladrillo en el zapato

Sólo en el sector inmobiliario, las entidades tienen 173.000 millones en situación comprometida, y provisionados el 36%.

El mayor problema está en el suelo para el que el Gobierno no quiere hacer un banco malo, o un vehículo donde aparcar ese problema, en espera de la recuperación. Rajoy desecha esa solución, con lo cual añade otro problema a las entidades, que tendrán que provisionar cada año un porcentaje de activos dañados nuevo, si no se reactiva el sector inmobiliario.

Un calendario realista de provisiones

Por lo que se refiere a la recapitalización, tres cuartos de lo mismo: no pueden ir a los mercados en este momento y solo cabe cambiar emisiones de preferentes por acciones.

Y en cuanto a las fusiones, además de complicadas, llevan un trabajo muy arduo. Y “una cosa es llegar a un acuerdo y otra ejecutar una fusión, con todas sus consecuencias”. Se cita el caso del Sabadell, que se ha comido cuatro bancos en su vida, y ahora una caja, y nunca tardó menos de un año en la digestión.

Bancos y cajas llevan calendarios de saneamiento distintos y las prisas del Gobierno les están incomodando. Creen, en fin, que el plan que plantea no se puede cumplir.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·