Jueves 18/01/2018. Actualizado 13:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los mercados no dan tregua a Rajoy: viene un diciembre terrorífico. La primera subasta tras el 20-N situó las letras a 3 meses un 123% más caras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La victoria electoral del PP no ha impresionado a los mercados, a la vista de la última subasta de letras, celebrada ayer. Los analistas avisan: a España le espera un mes de diciembre terrorífico. Al menos hasta que tome posesión el nuevo Gobierno, presidido por Rajoy.

El Tesoro colocó ayer 2.980 millones de euros, pero tuvo que apurar al máximo para lograr colocarlos. Hubo de pagar un 5,11 de interés por las letras a 3 meses, es decir, un 123% más caras que en la subasta anterior.

Según expertos consultados por El Confidencial Digital, los mercados no van a regalar nada, a pesar del rotundo resultado de las elecciones generales. El plazo que va hasta que se forme el nuevo Gobierno, es decir hasta finales de diciembre, nos va a salir caro, con cinco subastas de deuda pública de por medio. Nuestra prima de riesgo y nuestra deuda pública seguirán en la diana: los mercados ven mejor a Rajoy y un Gobierno holgado de apoyos, pero esperan hechos.

Un mes de infarto

Así pues, diciembre, con nuevo Gobierno en formación y con Rodríguez Zapatero en funciones, puede “ser de infarto y continuos sobresaltos en nuestra deuda soberana y nuestra prima de riesgo, que ya ha llegado al 7% a 10 años”, confirman a ECD consultoras financieras internacionales.

Los motivos que alegan para este desasosiego que nos espera son:

-Los mercados no han descontado todavía el nuevo Gobierno, porque se mueven por expectativas, que aún no han visto. Los operadores del mercado internacional valoran más los hechos que los anuncios, por muy contundentes que sean. Valorarán un Gobierno de mayoría absoluta mejor que el anterior y su calamitosa y lenta ejecutoria, pero “de ahí a dar un cheque en blanco a nuestra credibilidad como país va un trecho”.

-El ‘efecto PIG’ (denominación utilizada para los países mediterráneos) y la desconfianza no han desaparecido de la pantalla de los grandes operadores mundiales de deuda pública. JP Morgan, un gran operador, acaba de decir que “España sigue siendo un valor muy volátil y no la consideramos para tenerla en nuestra cartera; preferimos los bonos de empresas”.

-España tiene cinco subastas de deuda pendientes, pero “no debe suspender ninguna mientras el BCE compre su deuda en el mercado secundario”, señalan estos expertos. Si suspende las subastas, manda una mala señal al mercado, de inseguridad en el futuro.

-De fondo, la tormenta no amainará mientras Alemania no ceda y deje al Banco Central Europeo comprar sin límites deuda de países en riesgo. La resistencia calculada de la canciller Merkel, de aplicar fuego lento y castigar a los países PIGS, no ha desaparecido.

-Los mercados empezarán a cambiar de modo claro cuando la Unión Europea permita al BCE actuar como la Reserva Federal norteamericana, es decir, como prestamista de última instancia y con ‘barra libre’ para comprar deuda pública de países en dificultades.

-La prueba de fuego del Euro se desarrollará cuando los mercados ataquen en serio a la deuda francesa, o las agencias rating le retiren la máxima calificación de solvencia, de triple A. Algo no tan improbable.

-En ese momento aflojará mucho la presión sobre España, pero “el euro habrá entrado en un tormenta de supervivencia como moneda, y los problemas se habrán multiplicado tanto que lo que se juegue es la supervivencia de la Unión Europea”.

-Los expertos apuntan otro posible alivio a la deuda española. “El dinero caliente de mercado financiero mundial se está dirigiendo otra vez al petróleo y algunas materias primas, a la vista de la volatilidad observada los últimos días”.

-El dinero caliente o especulativo “cambia de piezas de caza con facilidad y las deudas soberanas tienen un cierto límite a la hora de exprimirlas: parece que está pasando esta temporada de caza de deuda soberana. Si cae Francia las próximas piezas son pequeñas, Bélgica, Austria etc…"

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··