Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

“No hay gente suficiente”, la excusa de los servicios regionales de empleo para cancelar los cursos de formación para desempleados por falta de dinero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La demanda de cursos de formación o ‘reciclaje’ profesional para desempleados ha ido en aumento en los últimos meses. Los centros regionales de empleo, dependientes de las comunidades autónomas, no dan a abasto para tramitar estas solicitudes, a la par que ven cómo sus presupuestos se van reduciendo progresivamente.

Desde el año 2000 las competencias en materia de empleo están transferidas a las comunidades autónomas, según recuerdan desde el Ministerio de Trabajo e Inmigración a El Confidencial Digital. Entre dichas competencias se encuentras las llamadas ‘políticas activas de empleo’, destinadas al fomento y creación de empleo estable.

Cada comunidad establece la oferta formativa y diagrama sus cursos en función de las necesidades y presupuesto que tengan” explican fuentes ministeriales. “Una vez fijan sus prioridades y peticiones, nos las envían para que tengamos constancia de cara a elaborar propuestas generales para la formación de desempleados aunque, a día de hoy, el Gobierno central lo único que hace es destinar un presupuesto a esta partida, el resto de competencias corre a cargo del gobierno central en cuestión”, destacan.

Así del presupuesto total recogido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, el 72,6% se reparte entre las 17 comunidades autónomas, en función del número de habitantes, el de desempleados o su censo. Para 2010, se han destinado 2.250 millones de euros a políticas promovidas desde las comunidades autónomas para desarrollar los planes de empleo y formación, otros 2.446 millones para los programas de formación profesional para el empleo y una tercera partida para la bonificaciones para promocionar el empleo estable (2.850 millones).

Cabe destacar que el año pasado, se destinaron 2.946 millones a la formación de desempleados (34,5%), a la de ocupados (47,4%) y el 18,1% restante a las Escuelas Taller, Casas de Oficios y Talleres de

Empleo. “Los servicios regionales están ahogados, cada vez hay más parados y muchos de ellos recurren a nosotros para formarse e intentar encontrar trabajo”, reconocen los responsables de varios de estos centros a ECD.

“Pese al bombo mediático que se quiere dar desde el Gobierno, la partida destinada a políticas activas de empleo no deja de recortarse” aseguran varios profesionales de recursos humanos y contratación especializada. Respaldan sus quejas en las cifras destinadas a este tipo de políticas en los últimos años: en 2008 esta dotación representaba el 32,7% de la partida destinada al Servicio

Público de Empleo Estatal, en 2009 supuso menos del 28%.

 

“Con todos los EREs planteados en 2009 tenemos verdaderas avalanchas de peticiones y no podemos dar salida a todas ellas”, añaden. Además, una vez el gobierno regional recibe los fondos, “tiene manga ancha para su reparto, siempre y cuando no salgan del ámbito del empleo” recuerdan desde el ministerio que dirige Celestino Corbacho.

“Hay que tener en cuenta que las políticas pasivas de empleo –protección al desempleado, subsidios, prejubilaciones- ‘chupan’ la gran mayoría de estos fondos, por lo que hay hacer verdadera ingeniería presupuestaria para poder impartir los cursos de formación, por ejemplo”, reconocen funcionarios de Extremadura, Comunidad Valenciana, Andalucía o Madrid a este confidencial.

No obstante, ningún político quiere reconocer esta falta de fondos, porque “de alguna manera sería poner entredicho su gestión”, por lo que se “está tirando de imaginación para justificar la cancelación o aplazamiento ‘sine die’ de muchos de los cursos que tendríamos que ofrecer” asumen estas mismas fuentes.

Una de las estratagemas más utilizadas con estos fines es ofertar los cursos previstos con normalidad e ir llamando a los candidatos para hacerles entrevistas personales en las que justifiquen por qué quieren hacer ese curso o seminario, relatan expertos en recursos humanos y formación consultados por ECD. Una vez entrevistados todos los demandantes, se les comunica que el curso en cuestión “se ha cancelado por falta de gente interesada”, cuando “quizás había incluso sobre-demanda”.

Otro tema que les quita el sueño a los responsables de estos centros es la actualización de su oferta formativa. “Cada vez hay más prejubilaciones en todos los sectores y lo que no podemos es ofrecer a directivos o perfiles muy especializados cursos de introducción al inglés de negocios o de diseño de páginas web”, destacan.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·