Jueves 24/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La autoestima en la tercera edad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la llegada de la tercera edad la autoestima puede afectarse y reducirse. Los psicólogos señalan que esto se debe a que las personas ven que sus capacidades físicas y mentales disminuyen; sus cónyuges y amigos mueren o sus conocidos desaparecen de su círculo porque ya no pueden mantener el ritmo de vida que llevaban. Algunos, aunque viven con sus familias, sienten que no existen, porque no son tomados en cuenta, no se respetan sus puntos de vista y se les impide realizar tareas que ellos pueden asumir sin problemas.

La autoestima en la tercera edad La autoestima en la tercera edad

Depresión y ansiedad en la tercera edad

Sentir que pierden el control y sus capacidades físicas disminuyen por trastornos médicos genera emociones negativas y ansiedad en las personas de la tercera edad, que pueden conllevar al aislamiento, la apatía, la ansiedad, la baja autoestima y, más grave aún, la depresión.

La depresión crónica en los abuelos puede complicar su salud y tener efectos físicos alarmantes. Se ha estudiado, inclusive, que el índice de mortalidad es mayor entre las personas de la tercera edad que se sienten solos frente a los que están contentos con sus vidas.

Para evitar que los abuelos sufran esas emociones, lo mejor es ayudarlos a que tengan calidad de vida y conserven su independencia en ambientes seguros. En la actualidad, existen excelentes centros que les permiten continuar sus vidas y compartir intereses con personas de su misma edad.

Escuchar a los abuelos hablar sobre lo felices que se encuentran en estos lugares, que les permite sentirse independientes, tomar decisiones y hacer las cosas que quieran, nos indica que estos modelos de residencia sí funcionan, como sucede con los apartamentos Vitamagna con un concepto innovador que los abuelos disfrutan, como ellos mismos lo hacen saber.

Dependencia e independencia de los abuelos

Entrar a la tercera edad genera cambios y uno de ellos es la disminución de la independencia, ya sea por las pérdidas físicas y mentales que aparecen con el envejecimiento o las enfermedades que disminuyen sus capacidades. En algunos casos, son los propios hijos quienes roban independencia a los padres al impedirles realizar actividades para las que están capacitados; o que tomen decisiones.

Aunque las personas de la tercera edad necesiten ayuda es inadecuado hacer todo por ellos. Hay que permitirles participar en las actividades rutinarias de la familia y, si pueden hacerlo, que se encarguen de su cuidado. La mayoría de los adultos mayores quieren conservar su independencia, aunque necesiten un poco de apoyo, eso se puede lograr.

Cómo mantener la salud emocional en la tercera edad

El contacto social es muy importante para la salud emocional en la tercera edad. Quienes se mantienen en redes con otras personas, hacen amigos y comparten intereses con otros, son más sanos y más felices. También es importante pasar tiempo con la familia, mantener contacto y reunirse con los amigos.

Los abuelos deben realizar actividades físicas, cognitivas y sociales que les permitan sentirse vivos, útiles e independientes, de esta forma disfrutan mejor sus vidas y las viven con calidad.

Ejercitar la mente

Una de las principales recomendaciones para mantener la salud mental en la tercera edad es realizar ejercicios de agudeza mental como leer, hacer sudokus, crucigramas u otros pasatiempos que requieran concentración: cada vez está más de moda la técnica del text lettering, que además permite a la mente ejercitar su parte más creativa, así el cerebro se estimula y se favorecen las conexiones neuronales. Sumergirse en este tipo de actividades aleja a la mente de las preocupaciones.

Hay que incluir dentro de las actividades del adulto mayor el ejercicio físico apropiado para su edad, esto beneficiará su salud mental y propiciará que duerma mejor.

Familia

La familia es el gran apoyo emocional de la persona de la tercera edad, porque le proporciona seguridad, arraigo y apoyo. Sentirse útiles al cuidar a los nietos será positivo para ellos, mientras no pierdan tranquilidad, independencia y bienestar.

Al mismo tiempo, los ancianos son excelentes a la hora de ayudar a los niños a aceptar las críticas, a manejar problemas o a superar complejos. A fin de cuentas, tienen la suficiente experiencia vital como para comprender y transmitir a los suyos qué es verdaderamente importante y qué no.

Las personas mayores que se sienten necesarias para quienes aman tienen una propensión a vivir más y tener mayor calidad de vida.

Mascotas

Las personas de la tercera edad con mascotas son más optimistas, alegres e incluso gozan de mejor salud, como demuestra, entre muchos otros, El Blog de Uma. Estos beneficios se han estudiado. Las mascotas son una compañía excelente. El adulto mayor siente que debe estar bien para alguien que depende de él y debe cuidar. Son un excelente antídoto para la soledad.

También te puede interesar...

Motor

Suzuki Swift Sport. Diversión asegurada Leer

Cuídate

El boom del kinesiotape Leer

Gadgets

Dron Profesional, empresa revelación en la grabación de vídeos aéreos con drones Leer

Jurídico

Régimen Sancionador en materia de competencia: Análisis Práctico. Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··