Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Teletipauto

Mazda visión 2030 (I). Pasión por la eficiencia

La sensibilidad de Mazda hacia el medio ambiente ha ido mucho más allá de una mera declaración de buenas intenciones, se ha plasmado con hechos.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde la marca japonesa ponen sobre el tapete viejos tópicos, dejando caer un argumentario que no es real a pesar de estar instalado en la memoria colectiva.


Mazda visión 2030 (I) Mazda visión 2030 (I)

Manuel Reyes

Cuantas más veces se repiten, se subrayan ciertas ideas, al final terminan cuajando en el tejido social adquiriendo poco menos que la categoría de dogma. No por repetirlo o por tener esa creencia, los automóviles son los responsables de las emisiones, la calidad del aire que se respira en las ciudades es cada vez peor, los diésel son muy contaminantes mientras los híbridos son la mejor opción o los eléctricos no emiten CO₂ (dióxido de carbono o anhídrido carbónico).

Toda esta serie de ideas preconcebidas, sin mucho fundamento, quedan total o parcialmente desmontadas recurriendo a rigurosos estudios técnicos, además de añadir  en la coctelera otros ingredientes, otros factores que no se habían incluido, totalmente necesarios para no distorsionar los resultados finales.

A priori es cierto que un automóvil eléctrico no contamina, por tanto no emite CO₂.

Ahora bien, se ha obviado la procedencia de la energía eléctrica que recarga sus baterías, porque si proviene de una central térmica entonces, indirectamente, si hay emisiones de CO₂. Un coche eléctrico compacto, con un consumo de 21,2 kWh/100 km, arrojaría una cifra de 156 gr CO₂/km en caso de utilizar electricidad generada por una central térmica alimentada con petróleo.

Eso si, este CO₂ no pasaría a la atmósfera de la ciudad o del entorno en el que circule. Cambia radicalmente el panorama si esa electricidad es obtenida mediante energías renovables. En esta misma línea cabe destacarse que 100 vehículos actuales contaminan lo mismo que 1 de los años 70 o que las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) de los motores diésel de automóvil se han reducido un 90% en los últimos 20 años.

Además, la tecnología diésel es más eficiente en consumo y emisiones de CO₂ con respecto a los propulsores de gasolina e, incluso, en algunos casos concretos, como recorridos interurbanos, firma consumos inferiores frente a los híbridos.

Hay muchos agentes que intervienen en la generación de emisiones a la atmósfera. Según la Agencia Internacional de la Energía, la producción de electricidad y de calor es el principal responsable de las emisiones globales de CO₂ (34%).

Con respecto a la calidad del aire que se respira en las grandes urbes son muy significativos los datos aportados por el Ayuntamiento de Madrid. Desde 2007, Madrid ha reducido un 20% el CO₂ y un 30% los óxidos de nitrógeno (NOx).

En este escenario, Mazda se trazó un plan estratégico en 2007 que ha cumplido escrupulosamente. El fabricante japonés estima que más del 80% de los coches serán de combustión interna en 2020, con una huella de CO₂ inferior a la de los vehículos eléctricos si la energía con la que recargan sus baterías no proviene de fuentes renovables.

Dentro de su gran apuesta por perfeccionar al máximo el motor de combustión ha venido utilizando originales tecnologías, de cosecha propia, para conseguir optimizar al máximo tanto consumos como emisiones. Prueba de ellos son sus motores Skyactiv, tanto diésel como gasolina, que se alejan de soluciones, como el downsizing, adoptadas por muchos fabricantes.

Frente al downsizing, que propone motores turboalimentados de pequeña cilindrada, la tecnología Skyactiv utiliza bloques de 2 y 2,2 litros de cilindrada, respectivamente, para sus propulsores gasolina y diésel.

Ambos tienen una relación de compresión de 14 a 1, muy alta para una mecánica de gasolina y, por el contrario, bastante baja para un diésel. Así consigue Mazda optimizar consumos y emisiones.



  • Mazda visión 2030 (I) Mazda visión 2030 (I)
  • Mazda visión 2030 (I) Mazda visión 2030 (I)
  • Mazda visión 2030 (I) Mazda visión 2030 (I)
  • Mazda visión 2030 (I) Mazda visión 2030 (I)

Etiquetas
,

También te puede interesar...

Motor

Michelin Pilot Sport Cup 2 y Porsche 911 GT2 RS. Una pareja de récord Leer

Negocio

Una​ ​asociación​ ​gallega​ ​exige​ ​que​ ​los​ ​pirómanos​ ​sean​ ​juzgados​ ​como​ ​“terroristas medioambientales” Leer

Motor

Acuerdo ALD Automotive y Amovens. Una nueva forma de movilidad Leer

Negocio

Microcréditos y plataformas de broker trading: herramientas financieras online Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·