Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Me quiero comprar un deportivo. ¿Cuántos caballos debe tener y por qué?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A la hora de comprar un coche nuevo, la elección nunca es sencilla. Que la nueva adquisición cumpla, sobre todo en el caso de familias con niños de edades tempranas, con los deseos y las expectativas puestos en la compra no siempre resulta una tarea sencilla: practicidad con deportividad no siempre van unidos de la mano. Por lo menos, no hasta ahora. 


Jaguar XE. Jaguar XE.

La compra de un coche deportivo suele ser un deseo recurrente entre los amantes de la conducción. Un motor potente y un modo de conducción como los utilizados en los de competición suelen resultar objeto de deseo entre los que buscan sacarle más partido a su vehículo.

El problema suele aparecer cuando debemos aunar en el mismo modelo deportividad extrema con la practicidad familiar que un coche para diario requiere. Problema, porque la mayoría de los usuarios suele relacionar erróneamente la imagen de deportivo con la de un biplaza con motor gasolina en los que la falta de espacio y el enorme gasto en combustible anulan por completo la practicidad básica en lo que buscamos.

Desde hace varios años, algunas marcas como Jaguar han conseguido unir ambos deseos o necesidades creando berlinas que combinan los dos aspectos, creando berlinas familiares capaces de ser conducidas como cualquier coche de competición que se pueda desear.

La simplificación de este problema facilita, entre otras cosas la elección entre un coche y otro. ¿Quién quiere renunciar a la practicidad cuando además va unida a modos de conducción profesional? En empresas como Jaguar lo tienen claro, nadie.

Acercar los deportivos a los padres de familia, a personas que antes no imaginaban que algún día tendrían uno en su garaje ha permitido que cada día sea más habitual observarlos por la calle como un fenómeno normal.

José Antonio Mira, gerente de Mundicar Jaguar, explica a La Buena Vida que hoy en dia, cada día es más habitual que todas las gamas de coche –no importa de qué marca esté detrás- ofrezcan un abanico tan variado de opciones a combinar que pueda llegar a darse una berlina deportiva y a la vez familiar.

De hecho, según apunta,  “la deportiva es una de más demandadas. Llanta grande, asientos deportivos, partiendo de esa base todas las berlinas crean una versión con ese tipo de terminación R Sport y deportiva” perfectamente combinable con vehículos de carrera más familiar.

En este tipo de vehículos, en palabras del experto consultado, “los más demandados son diesel a partir de 180 caballos con caja de cambios automáticas de 8 velocidades”. Estas dos opciones asociadas a otras ventajas como la activación de diferentes formas de conducción (sport, normal, para lluvia) y a las levas de cambio en el volante como los de f1 –que te permiten conducir en versión secuencial – “permiten disfrutar a los propietarios de este tipo de coches de todas y cada una de sus ventajas: por un lado, de los aspectos que necesita una familia y por otro del capricho de contar con un deportivo en el garaje de casa”.

¿Qué motor elegir? 

 Tradicionalmente la compra de un deportivo va asociada a motores gasolina de gran potencia pero también de gran consumo. Normalmente, uno de los aspectos más demandados por los padres de familia a la hora de decantarse por un modelo u otro suele ser el ahorro en el consumo, de ahí que suelan decantarse por un diesel.

“La compra de un deportivo es muy personal sobre todo en marcas como Jaguar, el motor más bajo es un 3 Litros V6 con 340CV y puede llegar a la versión con 5 litros V8 y 550cv,  los caballos que debe tener son en función del uso que le va a dar el cliente”, explica el experto.

Sin embargo, en el caso de las berlinas deportivas, la elección del motor no resta prestaciones en ninguno de los dos campos. “El tipo de motor es el mismo, añade, y la caja de cambios igual, lo único que cambia es el aspecto deportivo”.

Por ello, recomienda elegir un motor diesel en este caso en concreto por el ahorro en el consumo. “Con esta elección disfrutaremos de una berlina con aspecto deportivo pero sin el consumo elevado”. El consumo de un motor diesel es menor de 5’5 litros cada 100 kilómetros, frente a los 12 litros de uno gasolina. Además, la potencia que requiere un coche familiar, sobre todo teniendo en cuenta el uso que va a hacerse de él resulta más que suficiente, y además un diesel siempre resulta más barato.

Sin embargo, “si lo que el cliente busca es disfrutar de la conducción a la antigua usanza, comprar un motor gasolina será la mejor opción”. Normalmente, precisa, “el perfil de cliente que busca un diesel no es el mismo que el que se decanta por uno gasolina, que es el que se da dos vueltas con el coche a un circuito”.

En definitiva, es perfectamente posible aunar en un mismo vehículo las prestaciones de una berlina familiar, espaciosa, cómoda y segura con todos los accesorios de un deportivo a la antigua usanza: motor potente, levas en el volante y aspecto de coche de competición. 

Si se desea recibir más información se puede rellenar el cupón adjunto que figura a continuación



También te puede interesar...

Tendencias

La tradición del amigo invisible en Navidad Leer

Gadgets

Cómo ahorrar dinero al comprar un móvil Leer

Motor

Mercedes-Benz C 250 d Coupé. Con mucho estilo Leer

Motor

Los tres mejores coches para utilizar en ciudad Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··