Sábado 18/11/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La importancia del buzoneo en grandes ciudades como Madrid o Barcelona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Buzones con propaganda. Buzones con propaganda.

La misión principal de la publicidad es la de llegar a la gran mayoría del público objetivo, razón por la que los grandes medios de comunicación se convierten en importantes difusores de ofertas, descuentos e información corporativa. Sin embargo, para llegar casa a casa con el fin de que no se nos escape un solo cliente potencial, el buzoneo sigue siendo una fuerza inigualable en el sector publicitario. Este sistema, además de ser sumamente efectivo, permite a pequeñas empresas de ámbito local difundir su oferta ya que el precio del buzoneo es muy bajo. Estas pymes serían incapaces de darse a conocer a través de los mass media y aprovechan una técnica que lleva años en liza y que aún hoy en día sigue muy presente, sobre todo grandes ciudades como Madrid o Barcelona.

Son muchos los expertos que anunciaron el fin del buzoneo hace años debido a la aparición de internet, de las redes sociales y del correo electrónico. Estos sistemas, absolutamente gratuitos, iban a sustituir en principio a una técnica tan anticuada. La población española, no obstante, sigue priorizando los aspectos analógicos a los digitales en determinados campos, y un anuncio publicitario por correo electrónico, por ejemplo, es fácil de desechar, mientras que una hoja de papel se lee, se manosea, se guarda y crea un mayor impacto en la retina y la mente del cliente potencial.

Otro de los obstáculos que siempre ha encontrado el buzoneo es el del daño al medio ambiente por el alto consumo de papel. Mucha gente censuraba este sistema publicitario por malgastar tantos folletos y hojas, aunque también es verdad que este factor se convertía en un aliado para las empresas ya que al receptor le cuesta más tirar la publicidad a la basura o a la papelera debido, justamente, a esa conciencia medioambiental, por lo que la permanencia del anuncio aumentaba.

De igual forma, las comunidades de vecinos cada vez se mostraban más reticentes a la publicidad en sus buzones, especialmente en grandes urbes en las que los bloques de pisos son la nota predominante, como Madrid o Barcelona. Las empresas publicitarias, no obstante, han conseguido superar también este obstáculo contratando a audaces jóvenes que cobran por cantidad repartida y que buscan artimañas de todo tipo para hacer llegar la publicidad a público.

El buzoneo se ha sobrepuesto a cualquier obstáculo que la sociedad presenta y también ha conseguido aprovechar las ventajas que los avances tecnológicos han puesto a su disposición. Así pues, gracias a la proliferación de las imprentas de bajo coste, cualquier negocio, por pequeño que sea, ha podido acceder a este sistema de difusión publicitaria. Ya no es necesario acudir a empresas especializadas en buzoneo sino que cualquier pequeño empresario puede imprimir y repartir su propia publicidad a bajo coste.

Lo que está claro es que con mil folletos publicitarios repartidos por buzoneo en Madrid o Barcelona se obtiene una repercusión mayor que con un anuncio en televisión o internet que llegue al mismo número de personas. El buzoneo es un modo publicitario más duradero y seguirá siendo el más eficaz a pequeña escala en grandes ciudades durante mucho tiempo.

También te puede interesar...

Motor

Automóviles cada vez más potentes (I). Surge la pregunta del millón Leer

Negocio

Consejos para comprar de forma segura Leer

Destinos

Los mejores viajes: Punta Cana en la República Dominicana Leer

Motor

Diseño de Erico Navazo para el Range Rover Velar. Un garaje con mucho glamur Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·