Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Desconcierto en el consorcio del AVE a La Meca: el Rey no viene a vernos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

AVE a la Meca. AVE a la Meca.

Sólo una semana después de que el nuevo Gobierno Rajoy jurara sus cargos ante el rey en el Palacio de la Zarzuela, Felipe VI viaja este sábado a Arabia Saudí. Lo hará acompañado del ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y el titular de Fomento, Íñigo de la Serna.

La estancia de dos días se enmarca dentro de una potente operación empresarial. El acuerdo entre Navantia y el Gobierno saudí para la construcción de cinco corbetas por más de 2.000 millones de euros depende sólo del visto bueno de las autoridades del país de Oriente Medio. Todos los informes técnicos están listos.

Por eso, el desconcierto sobrevuela estos días el mayor proyecto jamás conseguido por empresas españolas en el extranjero: el AVE La Meca-Medina, valorado en 6.736 millones de euros.

Según ha escuchado El Chivato a altos cargos del consorcio, integrado por destacadas compañías como Renfe, Adif, Talgo y OHL, la consternación es total: no entienden que Felipe VI viaje al país y no visite a los operarios españoles que llevan trabajando más de cuatro años en pleno desierto, enfrentándose a todo tipo de contratiempos.

La perplejidad es mayor cuando recuerdan que el anterior viaje a Arabia Saudí, suspendido el pasado mes de febrero por la inestabilidad política en España, dejó también en suspenso una visita a las obras, por primera vez, de Felipe VI y doña Letizia. Nadie se explica esta ausencia. “Con lo que dio su padre por este proyecto”, ha llegado a escuchar El Chivato a un alto ejecutivo del consorcio.

Aún hay espacio a la esperanza. Confían que Zarzuela haga un hueco en la apretada agenda del rey para poderle mostrar algunos de los tramos ya finalizados. Sin embargo, a medida que avanzan las horas y no se produce una confirmación oficial, el optimismo va desapareciendo: una visita así requeriría ciertos preparativos en materia de seguridad, por ejemplo.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··