Domingo 19/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Lágrimas en el consejo de ministros ante el comunicado de ETA, altos cargos de Moncloa lo celebraron en Ferraz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los miembros del Gobierno celebraron en la intimidad el final de la violencia anunciado por ETA. Al día siguiente del anuncio, Zapatero se reunió, como todos los viernes, con sus ministros en el Palacio de la Moncloa. Pero la reunión no fue normal.

Tal y como se contó en estas páginas –véalo aquí- se produjo una circunstancia hasta entonces desconocida: Rodríguez Zapatero fue recibido, al llegar a la sala del consejo de ministros, con un gran ramo de flores, que portaba directamente su mujer, Sonsoles Espinosa.

El deseo era felicitarle, a él en persona, por el anuncio de ETA de que abandona la violencia de modo definitivo. Mientras recibía el ramo de flores, los ministros aplaudieron al presidente.

Pero hubo más. Según le ha llegado a El Chivato, Zapatero pidió en privado a sus ministros que no fuesen excesivamente generosos en atribuirle a él todas las medallas, por haberse llegado durante su mandato a la ‘rendición’ de la banda terrorista. Dijo que no quería centrar el protagonismo, ni llevarse todos los méritos.

Fue un consejo de ministros muy especial, en el que pudo verse alguna que otra lágrima entre los miembros del Gobierno.

El Chivato ha escuchado en los pasillos de La Moncloa que una de las más sensibles con la noticia fue Carme Chacón, quien compartió con sus compañeros de gabinete, con la voz entrecortada, la conversación que había mantenido, la noche anterior, con los familiares del ex ministro socialista, Ernest Lluch, asesinado por ETA en el año 2000.

También, a Ramón Jáuregui, y a la titular de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, ambos vascos de procedencia, se les vio especialmente emocionados.

Incluso, según ha sabido El Chivato, también hubo celebraciones en Ferraz. Tras anunciarse la noticia, algunos altos cargos de Moncloa se desplazaron rápidamente hasta la sede del PSOE para festejar con el candidato Rubalcaba el histórico paso dado por la banda terrorista.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·