Sábado 20/01/2018. Actualizado 18:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

50 policías para ‘proteger’ el famoso camión anti-disturbios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Según le cuentan a El Chivato, con motivo de la reedición de esas marchas y su concentración en Madrid este domingo, y en previsión de altercados similares a los de 2014, la Unidad de Intervención Policial decidió el sábado utilizar por vez primera el famoso camión anti-disturbios. Para que el vehículo de medio millón de euros no sufriera ningún tipo de ataque hasta llegar a las inmediaciones del Paseo de Recoletos, lugar de las concentraciones, la Policía decidió que un operativo de 50 agentes lo “escoltara”

Policías en la calle Génova tras la sede del Partido Popular. Policías en la calle Génova tras la sede del Partido Popular.

En mayo de 2014, el ministerio del Interior confirmó la compra de un camión antidisturbios, dotado con un potente cañón de agua, por una cantidad cercana a los 500.000 euros.

A pesar del elevado coste, la Policía Nacional consideró entonces “imprescindible” esa adquisición para hacer frente a grandes manifestaciones, como la de las Marchas de la Dignidad del año pasado.

Según le cuentan a El Chivato, con motivo de la reedición de esas marchas y su concentración en Madrid este domingo, y en previsión de altercados similares a los de 2014, la Unidad de Intervención Policial decidió el sábado utilizar por vez primera el famoso camión anti-disturbios.

Para que el vehículo de medio millón de euros no sufriera ningún tipo de ataque hasta llegar a las inmediaciones del Paseo de Recoletos, lugar de las concentraciones, la Policía decidió que un operativo de 50 agentes lo “escoltara” desde el complejo policial de Moratalaz hasta el lugar de la manifestación.

Todo estaba preparado: el camión con el depósito lleno, los policías listos para protegerlo, y las primeros grupos de UIP rumbo a la manifestación. Sin embargo, las informaciones sobre el escaso poder de convocatoria de las Marchas de la Dignidad, proporcionadas por los agentes infiltrados que vestían de paisano, provocaron un cambio de planes a última hora.

Al no haber riesgo de grandes aglomeraciones, ni de ataques masivos contra edificios públicos y sedes de partidos políticos, los responsables del operativo descartaron utilizar el camión anti-disturbios, que quedó por estrenar.

Al final de la jornada se registraron incidentes menores, entre un grupo de manifestantes y miembros la UIP. El enfrentamiento se saldó con 17 detenciones: 16 de ellas realizadas por los propios  antidisturbios, y la otra por agentes de paisano, que identificaron a uno de los cabecillas de los ataques contra policías en las marchas de hace un año.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·