Opinión

Ayuso en su Facultad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene tras recibir la distinción como Alumna Ilustre de la Universidad Complutense de Madrid, en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Información, a 24 de enero de 2023, en Madrid (España).
photo_camera La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene tras recibir la distinción como Alumna Ilustre de la Universidad Complutense de Madrid, en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Información, a 24 de enero de 2023, en Madrid (España).

Era oficial desde noviembre que la Facultad de Ciencias de la Información de  la Universidad Complutense de Madrid iba a reconocer a algunos Alumnos Ilustres, como en años anteriores. Y que lo haría el día 24 de enero, que tal vez algunos no sepan que es el patrono de los periodistas.

A propuesta de la Facultad de Ciencias de la Información, Rafa Antón, Almudena Ariza, Ángel Expósito, Arturo Pérez Reverte, Antonio de la Torre, Xurxo Torres y Miguel Trillo. A propuesta del Rector de la Complutense, Joaquín Goyache,  también se reconoció a Isabel Díaz Ayuso, primera antigua alumna de la Facultad en ostentar la presidencia de gobierno de una Comunidad Autónoma y la primera en la historia autonómica española licenciada en el área.

La lista de los Alumni UCM ilustres 2023 propuestos por la Facultad es fruto de las consultas a todos los departamentos, secciones, unidades departamentales y el equipo decanal. La propuesta final fue aprobada en la Junta de la Facultad del 7 de noviembre pasado.

Estos nuevos Alumni UCM ilustres se suman al reconocimiento dado en 2021 a  Pepa Bueno, Alex Grijelmo, Fernando León de Aranoa, José Antonio Llorente, Mónica Moro, Fernando Rodríguez y Vicente Vallés, que recibieron su distinción de la mano de Su Majestad la Reina que, con motivo del 50º aniversario de la Facultad, fue nombrada Alumni UCM de Honor.

Resumo el proceso de consultas y decisiones, así como los antecedentes, para destacar que es un proceso amplio y abierto, legítimo. Que se distinga a una antigua alumna con Isabel Díaz Ayuso podrá no gustar a algunos, pero al menos se requiere un poco de respeto a los cauces establecidos para este tipo de distinciones.

Parece que algunos preferirían que no se admita esa distinción si la persona elegida es del PP: habría que ver si Pedro Sánchez hubiera estudiado Ciencias de la Información en la Complutense, porque eso no se vería mal.

Los abucheos a Ayuso eran previsibles, pero no el desgraciado discurso de la alumna más brillante de la promoción, premio extraordinario, la violenta Elisa, que no fue precisamente brillante, y el centenar de personas que llegaron a llamar a Ayuso “asesina”. 

E impresentable que el ministro de Universidades justifique el escrache a Ayuso: libertad y pluralismo en ámbitos universitarios, pero únicamente para algunos, que es lo habitual de sectarios y dictadores, que se revisten de democracia para llegar al poder, y entonces descubrir ya sin ropajes su dictadura intelectual y social.

La Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense es la decana de las facultades de Periodismo en España. Mala noticia que ahí precisamente asistiéramos a una penosa escenificación de sectarismo podemita, irrespetuoso, que –como se puede ver en las redes sociales – está recibiendo multitud de reproches. Un periodismo tan necesitado de calidad, preparación y respeto, tiene ahora más motivos para inquietarse, para inquietarnos. Sí, una profesión más herida desde ese día.

Como pieza oratoria de una comunicadora, el discurso de la alumna fue paupérrimo, muy defectuoso, en su elaboración, estructura y expresiones. El “vale” reiterado en una exposición en público es sinónimo de pobreza de lenguajes, muletilla de incompetentes.

La bilis y lo que se denomina “expresión corporal” de Eli expresan un odio muy arraigado, o/y jaleado por sectores podemitas en estos días y semanas previas. Su cara, sus gestos, sus movimientos destilan intolerancia a raudales.  No seamos ingenuos. No estaba sola, sabía lo que se había organizado, dejemos la ingenuidad aparcada.

 

Aunque esta alumna dice que fue un discurso improvisado, no lo creo. Y si fue improvisado no se entiende la falta de profesionalidad que lleva a esa superficialidad agresiva violenta de la elegida mejor alumna de la promoción.

Entre los que comenzamos Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona, en Bellaterra, en 1975, había respeto, o así lo recuerdo yo. Nada que ver con lo sucedido en la Complutense con Ayuso.

Evito reproducir los calificativos de diversos colegas, directores de medios de comunicación, hacia Elisa. Entre sorprendidos e indignados. Es joven, pero mayor de edad, responsable de sus actos, y le animo que reflexione, sin dejarse manipular por los que le han manipulado, porque desde luego le falta “criterio”, de lo que presumió en sus palabras, por no calificarlas como discurso.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable