Opinión

El futuro de Teruel Existe

Tomás Guitarte, diputado en el Congreso por Teruel Existe
photo_camera Tomás Guitarte, diputado en el Congreso por Teruel Existe

Teruel Existe anunció este martes que se presentará a las elecciones autonómicas y municipales. En la rueda de prensa estaban presentes los componentes de la agrupación electoral (Tomás Guitarte, diputado en el Congreso, y los senadores Beatriz Martín y Joaquín Egea) y de la plataforma ciudadana (Manuel Gimeno y Domingo Aula).

Para algunos, ha sido una sorpresa esa decisión. A mí me parece que se veía venir, a la vista de lo que ha venido sucediendo y en congruencia con los pasos que han dado hasta ahora. La plataforma ciudadana vio que las decisiones relevantes y las inversiones se deciden por parte de los políticos, y surgió en 2019 la candidatura para las elecciones generales, con unos resultados excelentes, arrasando en la provincia a PP y PSOE. Han comprobado que en la España de las autonomías casi todo se decide en la comunidad autónoma, algo así como un 70%, y por eso ahora van a dar este paso.

Como soy de Teruel, he seguido de cerca las multitudinarias protestas de la provincia por el abandono absoluto que ha sufrido. Tras décadas de protestas, se comprobó el nulo avance, ante reiteradas promesas. Había dos opciones: claudicar y aceptar que la despoblación es inexorable, o bien revisar cómo revertirla con constancia. Para un aragonés, la opción de la constancia, el empeño y la reclamación de justicia suele ser la elegida siempre, o casi siempre.

He tenido largas conversaciones con los líderes de Teruel Existe, tanto de la plataforma ciudadana como de la agrupación electoral. Largas y jugosas. A algunos los conocía con anterioridad, y a otros a raíz de las manifestaciones y del paso a la arena política. Me comentaron que sufrieron las acometidas del PP y del PSOE en el paso político de 2019: iban a ser los perjudicados, claramente, y lo fueron. Un “intruso” aparecía en escena, y se percibía que una mayoría de los turolenses lo iban a apoyar.

Teruel Existe había anunciado que apoyaría la gobernabilidad de España. Llegaron las negociaciones de Pedro Sánchez para lograr ser presidente. Cada partido político fue presentando sus exigencias para apoyarle. El ministro José-Luis Ábalos recibió las reivindicaciones de los diversos partidos políticos y, cuando recibió a Teruel Existe con las suyas, exclamó: “¡Han venido a verme de varios partidos políticos (omito cuáles) con uno o dos folios genéricos de requerimientos para apoyar un Gobierno de Pedro Sánchez, pero vosotros venís con más de diez folios trabajados y muy concretos”.

¿Qué pensaba yo sobre el apoyo o no a Pedro Sánchez? Que Teruel Existe se lo daría, a cambio de unas exigencias muy concretas y seguidas pormenorizadamente durante toda la legislatura. Era una decisión arriesgada, pues muchos votantes de Teruel Existe no compartían la postura de identificar gobernabilidad con apoyar un Gobierno aguantado por filoetarras, independentistas y podemitas.

Teruel Existe ha abierto camino, y lo sigue haciendo. Siempre supone correr riesgos. Si algo deseo destacar es la gran dedicación de los líderes actuales, su afán a prueba de bombas de pelear por una provincia históricamente ninguneada, y hasta ridiculizada, mientras se reducían servicios – infraestructuras, sanidad, educación, etc.-, con frecuencia en contra de derechos humanos. Los representantes políticos perciben un sueldo por su dedicación, pero los líderes del movimiento ciudadano no lo perciben, y sólo si se les conoce se entiende su generosidad y tesón, pensando no en ellos sino en sus hijos y nietos, en un futuro más digno del que han sufrido.  Quitan horas al sueño y a los fines de semana: todo les parece poco para la causa que abanderan.  Y detestan el personalismo, siendo portavoces unos u otros, dando juego a toda la provincia, escuchando a las comarcas. Huyen de los juegos artificiales y del protagonismo.

Teruel Existe tiene décadas de existencia, no es algo coyuntural ni efímero. Saldrán mejor o peor algunas decisiones o iniciativas, pero desconoce la palabra “cansancio”. Suele atribuirse a los aragoneses falta de imaginación: sin embargo, en este caso han comprobado que era imprescindible para no ser una España residual. 

Se decía, hace ya bastante tiempo, que Teruel-capital era ciudad de funcionarios, primer destino y con el plan de emigrar con la familia a un destino mejor, ciudad de paso. Ahora está sucediendo algo peor: ni se cubren plantillas, por ejemplo de especialistas médicos, con el perjuicio que eso ocasiona a los turolenses. Teruel Existe aporta soluciones a estos problemas, y a otros.

Nadie puede prever qué puede suceder en las próximas elecciones generales. Teruel Existe mantiene un diputado en diversas encuestas, y en alguna no obtiene representación.  ¿Qué sucederá en las autonómicas y municipales, donde los resultados dependen mucho más de las personas, de la trayectoria conocida –muy  conocida – de cada candidato, en vez de gritar contra la despoblación?

Las demás plataformas ciudadanas de la España Vaciada observan con interés a Teruel Existe. Velan armas, con gran discreción. ¿Se lanzarán a la arena política, de modo coordinado o en algunas provincias? Tal vez PP y PSOE sí saben lo que quieren,  e intentarán evitar lo que ha sucedido con Teruel Existe en 2019. Sigue el juego de ajedrez: de nuevo ha movido ficha Teruel Existe y, como en casi todo, llevar la iniciativa suele ser sinónimo de mejorar o ganar.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable