Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

De la Constitución (III). El pacto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Últimamente se habla mucho del posible, y dándolo como casi real,  pacto entre el PSOE y Podemos después de las próximas elecciones generales, calculando que el PP no alcance la mayoría absoluta, algo que sí tiene muchos visos de realidad. La persona más implicada en que éste pacto se dé como posible es el Secretario general del PSOE: El Sr. D. Pedro Sánchez. Y esto es así por cuanto dicha persona no ha hecho como su antecesor, que antes de su primera campaña electoral declaró: “no intentaré gobernar si saco un voto menos que mi adversario”.

No seré, quien niegue esa posibilidad, pues la política se dice que es el arte de lo posible. Pero, aquí hay un pero, y es que, Sr. Sánchez, ese pacto no va a ser tan fácil de llevar a cabo porque no depende solo de Vd. y del Sr. Iglesias. Depende en primera instancia del pueblo español, y después del Rey. ¡Ah, El Rey!

Supongo que conoce el artículo 99 de nuestra Carta Magna, pero aunque sea obvio, se lo transcribo: 

Artículo 99

1. Después de cada renovación del Congreso de los Diputados, y en los demás supuestos constitucionales en que así proceda, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los Grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del Presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno.

2. El candidato propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara.

3. Si el Congreso de los Diputados, por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros, otorgare su confianza a dicho candidato, el Rey le nombrará Presidente. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple.

4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.

5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso.

Teniendo presente este artículo:

1º.- El PP mal que le pese ganó las elecciones municipales, y autonómicas. Y es sabido que quien gana estas elecciones, siempre ha ganado las generales. Si Vd. estuviera seguro de que las ganaría no se estaría hablando del pacto.

2º.-  En estos momentos al PP se le dan alrededor de 150 diputados y a su partido de 100. Una diferencia notable. En las últimas elecciones que ganó su partido, y gobernó, la diferencia fue de 14 diputados, a su favor. Por lo tanto los españoles tenemos mucho que decir todavía. Sobre todo dado su comportamiento de los últimos tiempos. Y cuando una formación gana, es esa la que tiene una mayoría del Pueblo detrás de ella, con relación a cada una de las demás formaciones presentadas; distinta situación sería si se presentan en coalición. ¿Por qué no lo hace? Y por ello esa mayoría es la que debe de gobernar. Esa es la Democracia. El gobierno de la Mayoría, con respeto a las minorías.

3º.- El Rey, como en cualquier nación democrática moderna, sea Rey o Presidente de República; siempre proponen formar gobierno a quien ha ganado las elecciones.

4º.- Si en las votaciones correspondientes, la persona propuesta en este caso el Sr. Rajoy, no alcanzase la mayoría simple, puede proponer a otra persona. Dada la situación y la disposición de  adonde llevaría España la Izquierda en estos momentos, si el Rey no quiere suicidarse y suicidar a la Nación, propondría a otra persona del PP. Sería una forma de manifestar que desea que gobierne el partido más votado, y que ha ganado las elecciones. Y si no se consiguiese podría seguir, pasar el tiempo necesario, y de acuerdo con el texto anterior convocar nuevas elecciones. Los españoles podríamos, en segunda vuelta, afirmar la estabilidad de España. Evidentemente con un nuevo candidato del PP. Aunque no nos gusten algunas de las cosas que ha hecho o dejado de hacer.

Es la Constitución Sr. Sánchez, ésta bendita Constitución que con sus virtudes y sus defectos, fue trabajada, consensuada, y llevada a cabo por personas que pasaron y sufrieron una cainita guerra, una dictadura, dictablanda, y tecnocracia; y que la redactaron en un espíritu de Concordia que admiró a propios y extraños y fue aprobada por el 85% de los españoles.  Y que va a cumplir 37 años de existencia. Algo que nunca habíamos conseguido. Con ella su partido ha gobernado más que nadie.

Ve por qué, no va a ser el pacto tan fácil.  Acuérdese de Susana.

J. R. Pablos

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·