Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El Ejército prefiere no contratar médicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los límites de edad para acceder o ascender en el Ejército, policías o bomberos, son discriminatorios y, por tanto, deberían ser eliminados. Pero en algunas ocasiones dichos límites alcanzan la categoría de esperpénticos (pido disculpas si está calificación puede ofender a alguien, pero es que no se me ocurre ninguna otra más apropiada). Y el límite de edad para ingresar como médico del Ejército destaca entre los límites esperpénticos.

La carrera de medicina se tarda unos 5 a 7 años en realizar. Después hay que aprobar el MIR, y luego realizar la especialidad. Esto supone que un médico termina los estudios que le llevan a ser médico con una edad muy cercana a los 30 años. Y la edad máxima con la que se puede entrar en el Ejército como médico son los 31 ó 32 años siendo civil, o 35 ó 36 siendo militar (en ambos casos el límite de edad depende de la fecha de nacimiento). Es decir, que de los más de 30 años de vida laboral que tiene un médico, el Ejército sólo le permite ingresar en los 2, ó 3 primeros años.

Pero, además, todos sabemos que si la experiencia es un grado en todos los ámbitos de la vida, en la medicina lo es aún más, y los médicos más prestigiosos son siempre médicos con ciertos años de experiencia, lo que supone edades en torno a los 40, ó 50 años. Pues bien, a esos médicos con más experiencia y más conocimiento el Ejército no les quiere. Cobrarían lo mismo que los médicos menos expertos, pero el Ejército prefiere, por el mismo precio, médicos con menos experiencia. Lo encuentro inexplicable, la verdad.

Y el asunto tiene otras consecuencias, aún más preocupantes, como es el hecho de que el Ejército no encuentra médicos que quieran entrar en el Ejército. Esta semana he tenido conocimiento de que de todas las plazas convocadas por el Ejército para médico militar, solo se han presentado solicitudes para un 26,6% de ellas. Cuando en cualquier otra oposición se presentan varias solicitudes por plaza. Pero, claro, en ninguna otra oposición ponen un incomprensible límite de edad de 31 años. Pero ni si quiera el hecho de no encontrar candidatos a médico militar entre los menores de 33 años hace al Ejército rectificar y eliminar ese incomprensible, injustificado y discriminatorio límite de edad.

Y otra de las consecuencias que tiene el límite de edad para los militares que quieran ser médicos militares es que desmotiva a militares a los que les gustaría hacer la carrera de medicina, y deciden no hacerla, pues al tener que compaginarla con su trabajo de militar tardarían más en hacerla, y al terminarla el Ejército no les permitiría ser médicos militares por ese requisito discriminatorio que es la edad.

Por otra parte, no creo que a un militar le importe la edad con la que se médico ha accedido al Ejército, siempre que le cure bien.

A pesar de haber escrito al Defensor del Pueblo, a los Ministerios de Defensa, de Interior y de Igualdad, a la Policía Nacional, a la Guardia Civil y al Ejército, y a numerosos diputados, todavía nadie me ha dado una explicación de por qué se mantienen los límites de edad. Pero el motivo por el cual el Ejército prefiere no contratar a los médicos que necesita, antes que contratar a médicos con experiencia, me tiene realmente intrigado, por lo que si alguien a quien llegue este correo conoce la respuesta le ruego encarecidamente que me la explique.

Esperemos que los responsables de poner las bases de acceso al Ejército se den cuenta de que los límites de edad perjudican más al Ejército que a los propios candidatos que se quedan fuera, y sepan rectificar, eliminando ese requisito sin sentido que es la edad. Y esperemos que lo eliminen en esta convocatoria, aunque esté ya en marcha, y el Ejército pueda reclutar a los médicos que necesita.

Rectificar es de sabios. Veamos si en el Ejército hay algún sabio capaz de rectificar los límites de edad, y eliminarlos de una vez por todas.

Nota aclaratoria: la edad máxima que se refleja en las convocatorias se define como que no se puede ingresar el año que se cumplen 33 años, los civiles, o 37 años, los militares. Es por eso que dependiendo de la fecha de nacimiento hay gente que el último año que pueden presentarse es con 31, y otros con 32, y los militares unos con 35 y otros con 36.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·