Miércoles 17/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Empobrecer con endorfinas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Por si no fuera suficiente con lo agobiante de la alta temperatura que padecemos en esta tierra maravillosa -donde, dijo alguien, nacen los Dioses-, pero, también, llena de eriales que se pagan –cuando conviene- a precio de vergel (algún día se destapará ese “sifón” y salpicará a más de uno), una auxiliar sanitaria cualquiera de una Residencia de Mayores cualquiera -de la Junta de Extremadura, claro- explotada por cualquier Ayuntamiento, se encuentra al cobrar su paga de junio con que le ha bajado un 5% (que habrá que sumar a la pérdida del 3%, más o menos, de poder adquisitivo de la última década). En total, sumando la extra de verano, no llega a ¡1.800 €! Es decir, su salario “camina” para atrás y muy pronto estará próximo a los denominados ingresos de indigencia y formará parte de ese ¡42%! de extremeños que está ya por debajo del nivel de la pobreza. O sea, en sentido contrario al de los impuestos con que debe contribuir –miren el IVA-, que, para más inri, cada día son más.

Como tantos otros (todos victimas del sistema socialista neoliberal de fabricación de pobres y parados para que no tenga la sociedad el desarrollo suficiente y así asegurarse el voto ignorante, que, dicho en plata, no son sino conculcados de conciencia), esta trabajadora, seguramente, tiene, como alguien que yo conozco, aún después de ¡16 años!, un contrato de “Obras y Servicios” de esos que, lo recordarán, D.

Felipe González Márquez –as del socialismo “conservador”- instauró coyunturalmente, pero que siguen vigentes todavía…, y ya ha llovido; y, por descontado, como es fácil deducir por lo dicho en el párrafo primero, dispone de un salario de menos de novecientos euros netos incluidos trienios y…, iba a decir pluses, pero no, no hay pluses; debiendo trabajar festivos y domingos (y sus noches correspondientes), por turnos de mañana, tarde o noche los demás días y con la misma ropa y calzado de faena desde hace más de ¡cinco años!; y…; y…; y…; que contaré en otro momento, quizás, más oportuno. ¡Vamos!, para entendernos todos, gozando de todo un prodigio laboral propio del autoritarismo, la intolerancia y el totalitarismo más negrero.

Pero, qué se va a hacer si ha llegado el tiempo de las vacas flacas (¿Cuándo fue el de las gordas?, que no me acuerdo) y para salvar a la patria del embate de los “mercados” (“mercados” esotéricos, podríamos decir, en razón de su intangibilidad, pero que Ellos –el neoliberalismo o neofascismo- conocen más que bien) es necesario “tirar de la cuerda” de los que son más (funcionarios y contratados de la Administración y ochocieneuristas), aunque sean los que tienen menos y reciben menos remuneración. Mientras, los salvadores patrios, Ellos (entre 12.000 y 15.000 € de media este mes, más que cualquier auxiliar sanitario al año), también se van a “sacrificar”, pero sin tocar las dietas, kms., presidencias de comisiones, y un largo etc. de prebendas y privilegios, amén del ¡veamos esa recalificación!, que bien “administrados” compensarán sobradamente el pellizco.

Y a los Otros, que no haría falta decir que siempre han sido neoliberales o neofascistas –entre los que asimismo están ya Ellos-, para qué se les va a pedir nada si son muy pocos y sólo han aumentado sus enormes riquezas en un 27% con la crisis…, nuestra crisis de cada x periodo. Aunque, ¡el 27%! es, si bien se mira, una nimiedad, ¿no? Con los Sres. González y Aznar ganaban bastante más.

Además, no hay que apurarse, porque para eso están las encefalinas o endorfinas sociales, muy apropiadas para mitigar estos avatares de la vida. Y entre estas “drogas de la felicidad”, también llamadas “maniobras de distracción” de moda, están: el aborto, los homosexuales, el anticlericalismo, el derroche, la ministra Aido, las pandemias, la corrupción (de los Otros, claro), la incultura generalizada, la SGAE, el fracaso escolar e ineficacia universitaria, el Estatuto de Cataluña, la ceja, la guerra Incivil, etc.; y para remate, una “pastilla de distracción” salvadora fabricada por la élite futbolística ganando El Mundial.

Claro que, si todo el mundo laboral por cuenta ajena afectado que percibe menos de mil € al mes, se “tirara” a la calle y boicoteara los mil y un acto despilfarradores de publicidad y propaganda e hiciera un “rescoldo” con esos carteles de la Economía Sostenible que, dicho sea de paso, hubieran hecho salir corriendo a Goebbels al verlos, esta jábega de golfos y déspotas se lo pensaría dos veces antes de cometer los latrocinios que están cometiendo mediante reformas laborales, subida de impuestos, usuras y rescates bancarios, normas para no pagar nada Ellos y los ricos como los SIF luxemburgueses y las SICAVs, olvido de las cuentas “raras” en Suiza, otras manipulaciones que se escapan a nuestro corto saber, recalificaciones y compras de eriales, etc., etc., etc...

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··