Miércoles 24/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Gamonal: ¡Basta ya!

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La situación es insostenible.

Parece que es una realidad que viene acompañándonos des de hace tiempo, pero la mayoría, no hacemos nada… debemos tener mucho que perder.

Escribo esto porque ayer, viendo algunas de las tertulias por televisión sobre las protestas a favor del barrio de Gamonal, una gran mayoría de los tertulianos, se indignaban por la violencia de algunos protestantes; porque se habían roto cristales de bancos y destrozado mobiliario urbano. Y claro, eso lo hemos pagado todos, menos lo de los bancos, ¡ah no! que también. Miren, me parece increíble que eso cause indignación y que lo que están haciendo la clase política de este país lo normalicemos y nos lo tengamos que comer con patatas. Necesitamos que hechos como los de Gamonal enciendan la mecha social y digamos de una vez por todas: ¡basta ya!; que si hay que quemar contenedores, que los quememos; que sí, que son de todos, pero son más baratos que seguir aguantando que los políticos no se bajen el sueldo, no viajen en clase turista, no vayan en cochazos oficiales, no se quiten las dietas o no dejen de luchar por sus intereses propios y empiecen a gobernar para el pueblo, que al fin y al cabo, es el que les ha votado. Que cuando un pueblo lo está pasando mal, ya sea porque pasa hambre, porque se queda sin casa, sin medicamentos, sin trabajo, sin futuro para sus jóvenes, debe movilizarse como ya lleva meses y años haciéndolo, y que si después de pedirlo alzando la voz, recibe no solo ninguna respuesta sino que más medidas que le desangran, tendría no que cruzar los brazos, sino que luchar para ser escuchado y atendido, y si eso comporta cortar calles, hacer escraches, romper mobiliario urbano (que ojala no hiciera falta)… que no nos llevemos las manos a la cabeza, que nos las llevemos por lo que ha hecho que esto ocurra, por lo que ha hecho que lleguemos a esta situación, no por las consecuencias, porque no conozco ningún padre o madre que no hiciera lo que haga falta para dar de comer a sus hijos, y no debería haber sociedad que ante semejante panorama se cruce de brazos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··