Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Saborear la vida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La mayoría vivimos la vida aceleradamente. Máxime en las fiestas navideñas y de final e inicio de año. Vamos embalados, cuesta abajo. En general, nos falta sosiego para saborear la vida. Muchos la apuran a tragos, en vez de degustarla como un licor escaso y costoso. La vorágine y el ritmo de la actividad actual es frenética. Nos arrastra y nos aturde. Por doquier surgen las prisas, el ajetreo, los compromisos de todo tipo. Los reclamos sociales,  las solicitudes de la propaganda, nos envuelven y marean. Queremos hacer muchas cosas y comprobamos  que  no  tenemos tiempo para nada.

Tal vez  nos está  pasando lo del cantar. Nos  quejamos de estar enfrascados en tantas cosas que creemos importantes y al final,  comprobamos con amargura , que nos olvidamos de vivir. Lo esencial. Esta es la triste realidad para no poca gente: Viven des-centrados, des-nortados, des-pistados, haciendo muchas cosas y moviéndose en todos los sentidos, pero, sin ir  a ninguna parte. Lo más, dan vueltas y más vueltas, sin ninguna meta, girando sobre sí mismos y malgastando el tesoro de mayor valor que tienen.

La  vida auténtica,  no consiste en la solicitud por muchas cosas, sino, centrarse en lo principal y lo más necesario -como María - en el AMOR; pues, si me falta el amor,  no me sirve de nada…

El proceso de vivir para muchos es éste: dispersión, distracción, evasión, insatisfacción,  depresión y desesperación...En el fondo de todo,  hay una carencia penosa  del sentido último de la vida. .Es decir, se ignora el por qué  y el  para qué de la vida. La pregunta clave que toda persona debería formularse y responderse a su vez, es la siguiente: ¿Qué  he hecho o estoy haciendo con mi propia vida?

Sólo quien tenga una respuesta satisfactoria a la misma, estará en condiciones de saborear  la vida.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·