Miércoles 23/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Las contraindicaciones de la manipulación sanitaria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Manipular" del latín manipŭlus: Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares.

A tenor de tan clarividente definición ofrecida por la Real Academia de la Lengua, nadie podrá decir que lo que está sucediendo en torno a la Sanidad madrileña no es un ejercicio deliberado de manipulación. Quizás los talibanes de la mentira, los alborotadores profesionales o los adalides de la desinformación se sientan cómodos inoculando el miedo a los pacientes de la Sanidad en Madrid pero, como ha sucedido tantas y tantas veces, el tiempo demostrará cual es la verdad.

Veamos algunos ejemplos. Desgraciadamente, se da por valido el mantra de que en nuestro país existe un copago sanitario. Copago sanitario es lo que existe en todos los países de nuestro entorno, con similares características y semejante idiosincrasia: Francia, Italia, Alemania, Reino Unido... pero personalmente aún no he acudido a ningún hospital público y me han hecho pagar una factura sanitaria. Será que a determinados líderes políticos sí les sucede o será que, como hacen con la educación de sus hijos, prefieren lo privado a lo público y claro está: esa información es completamente prescindible para su electorado, no vaya a ser que se nos desmonte el argumento basado en profundos estudios de las mejores universidades del mundo que se resume al grito de "¡Privatizadores! ¡Queréis acabar con todo!"

Años y años llevamos oyendo la cantinela de que en este país acabaremos acudiendo al hospital con la tarjeta de crédito entre los dientes y, a día de hoy, seguimos teniendo una Sanidad pública, gratuita, universal y de calidad.

Es cierto que se están implantando modelos de gestión público-privada, es cierto que en la Comunidad de Madrid genera un revuelo desmesurado y, no es menos cierto, que en Andalucía o Cataluña (donde este sistema de gestión está implantado desde hace tiempo) no hemos visto ni una sola de esas "mareas blancas" que inundan las calles....

Pero la prostitución del lenguaje nos lleva a aceptar que se están privatizando determinados servicios en la Sanidad y, una vez más, vuelve a ser falso. No se privatiza, se externaliza el servicio. Y dirán aquello de "ya están los políticos como siempre. ¡Que llamen a las cosas por su nombre!" pero no podemos llamar privatización a lo que es una externalización puesto que no se están vendiendo ni los hospitales ni los centros de salud.

Mientras las mareas blancas continúan, la Comunidad de Madrid destina 7.108 millones de euros a la Sanidad madrileña (un 45,6% del total del presupuesto) y convoca 3.571 plazas para médicos y enfermeros, la mayor oferta de Empleo Público de toda España.

Como decía al principio, el tiempo y los pacientes juzgarán.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··