Jueves 14/12/2017. Actualizado 10:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

El nuevo "arquitecto" de la Justicia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo ministro de Justicia, Francisco Caamaño Domínguez, podría estar relacionado con la masonería. En efecto, un medio de comunicación ha mostrado una fotografía en la que se ve al ministro en la Gran Logia de España. Y es que el nuevo titular de Justicia presidió en 2007 la entrega de los Premios de la Gran Logia de España junto a otros personajes públicos como el escritor Luís Racionero y el ex ministro Jerónimo Saavedra. Puede que el ministro de Justicia no pertenezca a la logia, sin embargo - y como se ve en la foto aparecida.- sí tiene relaciones con esta organización.

 Por más que la masonería se vista de seda, de talante, de sonrisa hierática, masonería se queda. La masonería ha trabajado a lo largo de los siglos por desterrar la concepción cristiana de la existencia, mejor dicho, católica, de las personas y de la sociedades.  Las continuas manifestaciones de la prioridad de lo social frente a lo político y lo económico de Zapatero es un síntoma evidente de la ingeniería coincidente en los argumentos, y en el origen de estos, con los grandes presupuestos de las logias. La masonería es experta en sociología, en el cambio social. Y es que estremece el intervencionismo sectario de Zapatero, que no se para en barras. El afán personalísimo del presidente del gobierno  ( el "arquitecto" del las palabras) y sus ministros  por bautizar las leyes más progresistas, caso del matrimonio homosexual, el aborto prácticamente libre, la imposición de educación para la ciudadanía,  así como su apuesta por el laicismo legislativo pre y prominente, responde a un mesianismo ajeno, a estas alturas de la historia, a la izquierda socialdemócrata europea y que tiene sus raíces en una utopía poco confesable. Un mesianismo que nos han hecho creer que responde a una demanda social de un país y que está en manos de un gobierno que en muchas ocasiones roza lo sectario.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··