Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

En respuesta a Jordi Évole

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jordi Évole publicó el pasado jueves a las 21.52 en Twitter:

Conversación REAL con mi hijo durante el discurso:
- ¿Quién es ese señor?
- El rey.
- ¿Rey? ¿Pero con tener presidente no es bastante?

Este tweet ha sido muy celebrado y aplaudido en las redes sociales, pero, personalmente yo, me he quedado con las ganas de ver cuál fue la respuesta a su hijo, porque es verdad que los niños manifiestan de una forma clara y lógica su inocencia, pero también es verdad que los padres tenemos la obligación de educarles y de hacerles ver la situación real, que el mundo en el que vivimos es mucho menos inocente y simple y que tienen que comprender las reglas de convivencia que de mutuo acuerdo nos hemos marcado.

Por ello, imagino que una persona inteligente, culta y muy formada como Évole le aclararía suficientemente bien todo a su hijo. Le diría que si no estuviera el rey también habría dos presidentes, el del gobierno o primer ministro y el de la república, y por supuesto, que este tampoco es gratis y vive en impresionantes y lujosos palacios, como por ejemplo el Palacio del Elíseo en Francia, el Kremlin de Moscú, la Casa Blanca en Washington y el palacio del Quirinal en Roma ; que hay monarquías parlamentarias en Europa con el nivel más alto de libertades del mundo (ej. Suecia, Dinamarca muy del gusto de muchos de los que se quejan) muy lejos de muchas repúblicas y a años luz de las repúblicas bananeras de Hispanoamérica; y que además el Rey no es partidista, y en cambio cualquier presidente de una república lo es en la medida que se presenta por una opción política determinada.

Para más datos, y como ejemplo, seguro que le contaría que el Palacio del Quirinal es una de las tres residencias oficiales del Presidente de la República Italiana y es uno de los símbolos del Estado italiano, y que con más de 1.200 habitaciones y una superficie de 110.500 m² es el sexto edificio más grande del mundo en términos de superficie y la mayor residencia de un Jefe de Estado en el mundo. También le contaría que en todos los casos el presidente del gobierno o premier ministro vive también un palacio o palacete, como el Hôtel Matignon de Paris, el Palazzo Chigi de Roma, etc.

Y, además, también imagino que le contaría, para que pudiera contestar a los que claman diciendo que el rey no ha sido elegido en las urnas, que nuestra actual Constitución, aprobada por las Cortes el 31 de octubre de 1978 y aprobada en Referéndum de forma masiva por los españoles (por el 88,54%) el 6 de diciembre de 1978, establece en el punto 3 del artículo 1 que "la forma política del estado español es la Monarquía parlamentaria”, y también que establece en el artículo 57 todo lo referente a la sucesión (en el punto 1 se dice " La Corona de España es hereditaria en los sucesores de S.M. Don Juan Carlos I ..").

Por tanto y finalmente, imagino que le contaría que cambiar el modelo de estado actual a una república, como algunos desean, conlleva un largo periodo de debate y discusión y un gran consenso difícil de lograr, similar al que se logró de 1976 a 1978 que dio lugar a nuestra Carta magna con el acuerdo de fuerzas tan dispares como el PCE, el PSOE, CDC, AP, UCD e incluso ERC , y después convocar un nuevo referéndum y nuevas elecciones, algo absolutamente inviable teniendo en cuenta lo necesario para cambiarla (mayoría de 3/5 tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado ó mayoría absoluta del Senado y la mayoría de dos tercios del Congreso) y la situación actual en la que el PP tiene mayoría absoluta en el Senado. Cualquier otra forma es violentar el sistema y provocar una revolución o algo peor. Ya sabemos lo que ha pasado con anterioridad en nuestra historia.

Ante esta situación y por los comentarios que continuamente leo y escucho me da pena la tremenda desinformación que existe, y el odio que algunos están sembrando en personas de una extraordinaria buena voluntad y en mentes inocentes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·