Opinión

Los medios como arma política

Manifestación.

Lo ocurrido en los últimos días en el seno del Partido Popular ha podido sorprender a muchos ciudadanos. Sobre todo por el esperpento que supone ver al primer partido de la oposición haciéndose el hara-kiri en una batalla de egos sin precedentes en la política española. Sin embargo, a los periodistas no les ha pillado por sorpresa… porque ya lo sabían desde hacía tiempo.

Más o menos desde septiembre del pasado año se han venido sucediendo filtraciones a las agencias y medios de comunicación sobre el entorno de la presidenta Ayuso, con el objetivo de que los medios investigasen a su familia. Poco después, en diciembre, la propia Ayuso recibió el aviso de que una agencia de detectives había recibido el encargo -teóricamente rechazado- de investigar a su hermano para intentar probar un supuesto cobro de comisiones a cambio de contratos públicos. Según las fuentes que hablaron con la presidenta, esta investigación se habría encargado en nombre de la Empresa Municipal de la Vivienda del Ayuntamiento de Madrid.

Es sabido en los círculos periodísticos que el entorno de Teodoro García Egea llevaba meses intentando que Isabel Díaz Ayuso cediera en su pugna contra la dirección del PP por su intención de presidir el partido en Madrid. Averiguar posibles irregularidades debía ser, a priori, un arma poderosa. Y usar a los medios como altavoz podía ser parte del plan. De ahí que la mayoría de dedos apunten a Génova tras lo ocurrido la semana pasada.

Pero con lo que no contaban los artífices de esta trama (sean de Génova o no) era con el apoyo de la masa social que tiene la presidenta. Ni tampoco con que estaba preparada para responder, porque sabía lo que se estaba cocinando desde hacía tiempo. Ayuso estaba esperando que ocurriera.

El pastel se descubrió hace unos días mediante una nueva filtración a los medios, convertidos ya en arma política en este conflicto. Y el PP vivió uno de los días más vergonzantes de su Historia, con unos cruces de acusaciones que ya solamente podrán dejarse atrás con un Congreso Extraordinario. Algo que deben hacer con celeridad si quieren ser una alternativa real en las generales de 2024.

Y no olvidemos que este año hay elecciones en Andalucía. A Juanma Moreno se lo están poniendo difícil.

Miguel Ángel Rodríguez Caveda es periodista, ganador de tres premios Emmy y presidente de la agencia internacional de comunicación 3AW.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?