Domingo 25/02/2018. Actualizado 01:17h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Hay acuerdo en la ‘devolución’ de 1.600 millones abonados de más

Exigencia sorpresa del PNV para aprobar los Presupuestos: fijar el cálculo del cupo

Pide que se apliquen siempre los mismos conceptos para establecer la aportación al Estado: “Cada año nos los cambian en función del Gobierno de turno”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PNV es consciente de que tiene en su mano la aprobación de los Presupuestos de 2017. Y juega sus bazas. Acaba de poner sobre la mesa una última condición para apoyar las cuentas estatales. Los nacionalistas piden ahora que el Gobierno fije, de una vez por todas, los conceptos para el cálculo de los futuros cupos.

Aitor Esteban y Mariano Rajoy. Aitor Esteban y Mariano Rajoy.

Mientras tanto, comienza la negociación. En las últimas horas, el PNV ha amenazado con una enmienda a la totalidad de los Presupuestos. El portavoz de los nacionalistas en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha asegurado que su grupo tiene redactada esa enmienda y está dispuesto a presentarla si el Gobierno del PP no cambiaba de posición en los próximos días.

Un aviso que confirmó este jueves Andoni Ortuzar en una entrevista radiofónica en la que, sin embargo, también dejó abierta la puerta a un pacto final. Tal y como había asegurado Esteban en la tarde anterior, informó que “intentaremos un acuerdo hasta el último momento”. ¿Qué se está negociando?

Según ha sabido El Confidencial Digital, ese discurso del PNV tiene que ver con una última condición que los vascos han puesto sobre la mesa, y de la que depende que haya o no Presupuestos. El Gobierno, explican altos cargos del partido jetzale, ya conoce esa exigencia, pero aún no ha dado respuesta. “Si la aceptan -concluyen- tendrán nuestro apoyo”.

Se exige un cupo con “conceptos fijos”

El PNV reclama que en la Comisión Mixta del concierto Económico, que debe convocar el Gobierno, se negocie una nueva Ley del Cupo, que caducó hace un año. La nueva normativa “deberá determinar una serie de conceptos fijos para aplicar el pago anual que debemos hacer al Estado”.

El Partido Nacionalista Vasco recuerda que en la aportación anual que ingresa al Estado el Gobierno de Euskadi en concepto de gastos generales que éste asume por las competencias no transferidas, existen “variaciones constantes que al final se determinan en función de las necesidades del Ejecutivo central”. Cada año varía. No hay criterios fijos. Una dinámica “con la que hay que acabar”, exigen.

Como es sabido, el cupo es la contribución que el País Vasco realiza cada año a las arcas estatales, mediante el abono de un 6,24% de los gastos del Estado considerando conceptos tan dispares como la deuda autonómica, el mantenimiento de las instituciones comunes (como Las Cortes y los diferentes ministerios) y las infraestructuras, y las competencias propias del Gobierno central (como Defensa).

El problema, explican desde el PNV, es que “cada año el Gobierno pone o quita algunos de estos conceptos según le conviene”. Es decir, “si necesita dinero, nos mete más, y si necesita nuestro apoyo, incluye menos en el cálculo”.

Para acabar con esta dinámica, los nacionalistas vascos reclaman ahora al Gobierno que la próxima ley de cupos incluya un sistema de pago por unos conceptos “estandarizados e inamovibles”, que “hagan más fácil el cálculo de nuestros propios gastos anuales”.

Ya hay acuerdo por las liquidaciones pendientes

Los nacionalistas vascos culpan a estas variaciones, que consideran algo arbitrarias, de las llamadas “liquidaciones pendientes”. El PNV lleva años pidiendo subsanar estos desfases en las liquidaciones anuales de los últimos cupos. “Hemos pagado 1.600 millones más al Estado de los que debíamos abonar”. Mientras tanto, el Ejecutivo exige al País Vasco un pago de 1.200 millones sólo por el cupo de 2017, tal y como aparece reflejado en el proyecto de Presupuestos.

Las posturas estaban, como se ve, bastante alejadas. Sin embargo, las fuentes consultadas reconocen que, sobre este asunto, ya hay un principio de acuerdo.

El PNV admite que ambas partes han rebajado sus pretensiones y que el Gobierno está dispuesto a rebajar a unos 850 millones sus exigencias y que las liquidaciones pendientes del cupo “se moverán en el entorno de los 1.300 millones”.

PP y PNV ‘pasan’ de Podemos

A la espera de cerrar este acuerdo entre Gobierno y PNV por los Presupuestos y, a la vez, un cupo con “conceptos fijos”, ambas formaciones quitan hierro a un posible fracaso de las negociaciones y a lo que eso podría implicar. Máxime teniendo en cuenta la moción de censura propuesta ayer por Podemos.

En ese sentido, desde el PP ven “muy próximo” el acuerdo con los nacionalistas vascos y son optimistas sobre la aprobación de las cuentas públicas. No obstante, avisan de que, si las cuentas no salieran adelante, “no va a haber elecciones, aunque le pese a Podemos, porque Rajoy, a pesar de poder optar a mejores resultados aún, prefiere mantener la actual estabilidad política”.

El PNV, por su parte, continúa haciendo oídos sordos a la campaña de presión de Podemos y descarta apoyar la moción de censura anunciada por Pablo Iglesias.


Etiquetas
, , ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·