Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Asistieron los críticos Tomás Gómez y Ximo Puig

Los barones del PSOE han dado garantías a Rubalcaba de que no irán a por él pase lo que pase en las europeas

En una cena en Ferraz con los líderes regionales previa a la elección de Elena Valenciano como candidata al Parlamento de Estrasburgo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alfredo Pérez Rubalcaba temía que un mal resultado en las europeas provocara una rebelión de los críticos dentro del partido. Por eso, justo antes de la elección de Valenciano como cabeza de lista a estos comicios, organizó una cena con todos los barones regionales para pedir “unidad”, pase lo que pase el próximo 25 de mayo.

Rubalcaba estrecha la mano a Tomás Gómez. Rubalcaba estrecha la mano a Tomás Gómez.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes muy cercanas al secretario general, Rubalcaba quería evitar, a toda costa, que una derrota en las elecciones europeas reabriera el debate interno sobre su liderazgo en el partido, y que algunos de los barones regionales más críticos, con Tomás Gómez a la cabeza, le reclamaran la celebración de un Congreso extraordinario y el adelanto de las primarias.

Así, decidió convocar a todos los líderes autonómicos del PSOE a una cena en Ferraz, que se celebró apenas unos días dantes de hacerse oficial la designación de Elena Valenciano como candidata socialista a esos comicios. A la cita de Rubalcaba acudieron la práctica totalidad de los barones, salvo Javier Fernández y Guillermo Fernández Vara, que se excusaron por motivos de agenda.

Llamada a la “unidad” hasta las primarias

En la cena, Alfredo Pérez Rubalcaba avanzó a los presentes que su número dos en Ferraz sería la cabeza de lista para las europeas. El anuncio, explican las fuentes consultadas, fue respaldado por todos los presentes, que agradecieron que se les anticipara la elección antes de hacerla pública, y “vieron a Elena como la mejor candidata posible”.

Ante el buen clima que encontró, Rubalcaba pidió a todos los barones regionales “unidad” en el partido, pasara lo que pasara en las elecciones de mayo. El secretario general insistió en la necesidad de “intentar generar el máximo espacio de consenso” entre la ejecutiva nacional y todas las federaciones del partido.

Algunos barones regionales consultados afirman que “se temía que Tomás Gómez o Ximo Puig pudieran reclamar la celebración de un Congreso extraordinario si las europeas salían mal”, pero lo cierto es que nadie dijo nada en ese sentido, y que todos los líderes autonómicos se comprometieron a respaldar a Rubalcaba pase lo que pase el 25-M.

Para ampliar esta información, ECD se ha puesto en contacto con Ximo Puig, uno de los barones que ha sido citado por sus compañeros como “crítico” y defensor, en otras ocasiones, de la celebración de un Congreso extraordinario. El líder del PSPV ha confirmado a este diario que ni él ni nadie habló de esa posibilidad durante la cena. Además, ha añadido que no se siente contrario a la dirección nacional, y que “primero hay que esperar a las elecciones, y luego ya veremos qué pasa”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·