Sábado 24/02/2018. Actualizado 01:17h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los partidos constitucionalistas han conseguido frenarlo

El pleno del Parlament para aprobar la moción de independencia se retrasará hasta mediados de noviembre

PSC y Ciudadanos presentaron en la Mesa dos resoluciones en contra de la iniciativa de JxSí y la CUP que serán analizadas más allá del día 5, cuando el PP se constituya como grupo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los partidos constitucionalistas, cada uno con sus armas, han logrado retrasar hasta mediados de noviembre el pleno para aprobar en el Parlament la moción de independencia presentada por Junts pel Sí y la CUP: el PSC y Ciudadanos con dos peticiones de reconsideración y el PP retrasando hasta el día 5 su constitución como grupo en la Cámara.

Miembros de la nueva Mesa del Parlament. Miembros de la nueva Mesa del Parlament.

Según explican a El Confidencial Digital miembros de la Mesa del Parlament, los representantes de PSC y Ciudadanos han sido los responsables de frenar, temporalmente, la iniciativa independentista, al presentar ambos partidos dos peticiones de reconsideración del texto presentado el martes por JxSú y la CUP.

Esas dos resoluciones, según el reglamento de la Cámara autonómica, deberán ser analizadas por la Junta de Portavoces. Una Junta de Portavoces que, gracias al PP, no se constituirá hasta más allá del 5 de noviembre.

Los populares, como el resto de partidos que han obtenido representación parlamentaria tras las elecciones del 27-S, tienen de plazo hasta ese día para formar grupo y nombrar a un portavoz. El resto de formaciones ya lo han hecho, pero el PP va a esperar hasta el último día para retrasar esa primera Junta de Portavoces que, previsiblemente, echará abajo las peticiones de PSC y Cs.

Así las cosas, y según las fuentes consultadas, hasta el día 9, aproximadamente, no se podrá convocar el primer pleno de la investidura que, de lógica, se celebraría a la semana siguiente, por lo que el debate sobre la moción de independencia de Cataluña se va a retrasar a mediados de noviembre.

No obstante, los grupos parlamentarios no descartan que ese pleno se posponga aún más, ya que todavía falta por convocar el pleno de legislatura para elegir nuevo presidente de la Generalitat. Un ‘trámite’ que, dependiendo del apoyo o no de la CUP a Mas, puede alargarse durante varias semanas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·