Domingo 18/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Puigdemont se niega a retirarse

Torrent no tiene prisa: ha transmitido a JxCAT que esperará hasta el último minuto a que tengan un candidato

No acelerará los trámites para celebrar el Pleno de investidura diga lo que diga el informe de los letrados del Parlament

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

JxCAT y ERC están protagonizando una negociación a contrarreloj para lograr un doble objetivo: convencer a Puigdemont de que dé un paso atrás y, después, acordar un candidato de consenso para la investidura. El reto no es sencillo y puede complicarse si el informe de los letrados del Parlament, que se conocerá hoy, confirma que ya ha empezado la cuenta atrás para nuevas elecciones.

Roger Torrent y Carles Puigdemont. Roger Torrent y Carles Puigdemont.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de la Mesa del Parlament, el presidente de la Cámara, el republicano Roger Torrent, es consciente de la situación y, por ese motivo, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a los suyos pero también al Grupo Parlamentario de Junts per Catalunya.

En concreto, el de Esquerra ha transmitido al PDeCAT que, diga lo que diga el informe de los letrados del Parlament, su intención es “no correr” ni forzar la celebración de un nuevo Pleno de investidura a corto plazo: “Hasta que no haya acuerdo entre JxCAT y ERC, y por tanto candidato alternativo a Puigdemont, no va a celebrar nueva ronda de consultas”.

Así lo aseguran a este diario parlamentarios que han despachado con Torrent recientemente. Las mismas fuentes, además, añaden que el republicano tampoco descarta una convocatoria in extremis como la que se produjo hace dos años, cuando Mas cedió el testigo a Puigdemont.

El ex president, de hecho, es el único que puede desbloquear la situación y acelerar los trámites, por lo que la celebración de un nuevo Pleno de investidura dependerá de la destreza de JxCAT, y en cierta medida también de Esquerra, para que éste dé un paso atrás y se pueda nombrar cuanto antes un candidato alternativo.

Una investidura simbólica en Bruselas

Ambas formaciones, de hecho, trabajan en una “investidura simbólica” para Puigdemont en Bruselas, que el propio ex president empieza a contemplar. Para ello, no se convocaría al Parlament sino a la llamada “Asamblea de cargos electos”, integrada por eurodiputados, alcaldes y concejales independentistas, que fue creada en 2016 en previsión de una disolución de la Cámara tras el 1-O.

Ese ente, que no tiene ningún reconocimiento legal, elegiría a Puigdemont “president legítimo de Catalunya”, un nombramiento absolutamente alegórico que, necesariamente, y tal y como ha reclamado el propio Puigdemont, debería producirse siempre antes de que vuelva a convocarse un Pleno en el Parlament para investir al nuevo presidente de la Generalitat.

Así las cosas, tanto en JxCAT como en ERC empiezan a asumir que, antes de elegir nuevo candidato a la Generalitat, tendrán que realizarle a Puigdemont el “paripé” para que éste “declare públicamente” que descarta la investidura en la Cámara autonómica.

Roger Torrent, por tanto, sabe que ambas formaciones necesitarán aún “un tiempo” para lograr estos dos objetivos, por lo que, de momento, no tiene pensado celebrar nueva ronda de consultas ni nombrar ya un nuevo candidato: “Aún hay tiempo y seguro que espera hasta el último segundo”, aseguran otros integrantes de la Mesa.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·