Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Será un verano ajetreado para el presidente

Las vacaciones de Rajoy: visitará a Angela Merkel en su pueblo de Alemania

Comenzarán la primera semana de agosto en Doñana, despacho con el rey en Marivent, y desde Palma marchará a Galicia. Habrá varias idas y venidas a Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las vacaciones de Mariano Rajoy tendrán este año como colofón, y también como gran novedad, un viaje del presidente al pueblo de veraneo de Angela Merkel, a finales de agosto. Antes, la familia Rajoy-Fernández pasará los primeros días del mes en Doñana. Tras despachar con el rey en Palma, marcharán a Galicia para repetir descanso en Ribadumia.


Los 6 km de Merkel y Rajoy por el Camino de Santiago. Los 6 km de Merkel y Rajoy por el Camino de Santiago.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, de fuentes próxima a Moncloa, Mariano Rajoy tiene previsto desplazarse el primer fin de semana de agosto a Doñana, para pasar unos días junto a su mujer, Elvira Fernández, y sus dos hijos, Mariano y Juan. Descansará allí antes de viajar a Galicia.

El Palacio de las Marismillas, en Doñana, ha sido elegido como su lugar de vacaciones en Semana Santa desde que Rajoy es presidente. Allí ha pasado también algunos días en agosto junto a su familia en veranos anteriores. El inmueble es propiedad de Patrimonio del Estado desde 1990, y allí veraneó por primera vez Felipe González en el año 1986.

Tras el despacho con el rey, rumbo a Galicia

Rajoy esperará para cambiar de destino y marchar a Galicia a que Zarzuela fije la fecha para celebrar el despacho habitual de verano con el rey, en el Palacio de Marivent.

A su vuelta de Palma, se trasladará ya hasta su Galicia natal, alrededor de mediados de agosto, para apurar allí los días de vacaciones en una casa rural en Ribadumia (Pontevedra) antes de regresar definitivamente a Madrid.

La familia Rajoy ha decidido repetir vacaciones en Ribadumia, una localidad mucho más pequeña que Sanxenxo, donde el presidente tiene una casa que ahora mantiene cerrada, porque el despliegue de seguridad es más sencillo para la Guardia Civil.

Escapada al pueblo de Merkel como colofón

Según las fuentes consultadas por ECD, una de las principales novedades este año en las vacaciones del presidente, será la visita a Stralsund, el lugar de veraneo de Angela Merkel, a donde tiene previsto desplazarse la última semana de agosto.

Este municipio, de cerca de 60.000 habitantes, se encuentra en el noreste de Alemania, a orillas del Mar Báltico y a unas dos horas en coche de Berlín. Merkel se encuentra muy unida a esta ciudad, porque es el distrito electoral en el que empezó su carrera política y por el que ha sido elegida en varias ocasiones como diputada del Bundestag.

Suele pasar en este enclave las vacaciones de verano, y allí la han visitado anteriormente otros jefes de Estado y de Gobierno. El presidente de Estados Unidos, George Bush, lo hizo en 2006, mientras que el verano pasado fue el francés François Hollande quien aceptó la invitación de Merkel para visitarle en su lugar de descanso estival.

Rajoy quiere devolver a la canciller federal el viaje que realizó el verano pasado a Galicia. Durante dos días, Merkel visitó Santiago de Compostela y otros pueblos gallegos, además de realizar junto al jefe del Ejecutivo los últimos kilómetros del Camino.

Un mes de agosto de “idas y venidas a Madrid”

Además, según fuentes con acceso el calendario que maneja Presidencia, Rajoy tiene decidido convocar el viernes próximo, 31 de julio, el último Consejo de Ministros antes de las vacaciones, en el que dejará aprobado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

La primera reunión del Gabinete tras el parón veraniego se celebrará el 28 de agosto. Así pues, durante tres viernes consecutivos, el 7, 14 y 21, no convocará a sus ministros en La Moncloa, salvo imprevistos de última hora.

El motivo de que el presidente se establezca en Doñana los primeros días del mes es garantizar una reacción rápida cuando se produzca la convocatoria electoral en Cataluña, que se prevé que Artur Mas anuncie el 3 de agosto, y desplazarse a Madrid, si fuera necesario, para realizar una declaración institucional desde el Palacio de La Moncloa.

La estancia en el Palacio de las Marismillas facilita las comunicaciones del presidente con su equipo a través de videoconferencia, ya que el complejo presidencial de Doñana dispone de un sala preparada para este tipo de conexiones, algo que resulta más complicado de realizar desde la casa rural de Ribadumia.

Después, otro de los viajes que el presidente tiene previsto realizar a Madrid, pero ya desde Galicia, será para acudir al pleno en el Congreso que debatirá la ayuda de España a Grecia, que está pendiente de ser fijado por la Cámara para la tercera semana de agosto.

Paseos matutinos, una de sus aficiones preferidas

En Ribadumia, según destacan fuentes del entorno presidencial, Rajoy tiene previsto disfrutar de una de sus aficiones veraniegas: los paseos matutinos, sobre todo por el entorno del monasterio de Armenteira y junto el río Umia, una de sus rutas preferidas y cita obligada para el presidente en vacaciones.

Además, la ubicación geográfica de Ribadumia, con la proximidad a Sanxenxo, Pontevedra y Santiago, le permitirán atender también algunos de los compromisos oficiales y con amigos que le puedan surgir a lo largo de esas jornadas de asueto.

Sin apenas apariciones públicas

Según las fuentes consultadas, este verano el presidente del Gobierno apenas se dejará ver por el Club Náutico de Sanxenxo, del que es socio y en el que solía tomar el aperitivo.

Su intención es “pasar un verano alejado de las cámaras y los micrófonos”, sin demasiadas apariciones públicas: solo se le podrá ver en algún paseo con amigos por la zona. “Aprovechará para leer algo que no sean informes”, cuenta uno de sus colaboradores.

Tampoco está previsto que acuda este año a los toros de la feria de Pontevedra (ha sido habitual su imagen en este coso con compañeros de partido en veranos anteriores) ni a la cena baile del Casino de su ciudad, a la que lleva fallando desde que es presidente del Gobierno.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··