Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

A pesar de la aplicación del 155 “se estaba moviendo a sus anchas”

Por qué Interior ha convertido a Trapero en un simple oficinista

El Ministerio tenía constancia de que, desde su despacho oficial, el Mayor seguía en contacto y recibiendo información de sus subordinados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Veinte días después de la aplicación del 155, y de quitarle la jefatura de los Mossos d’ Esquadra, el Gobierno decidió, el pasado jueves, reubicar a Josep Lluís Trapero. El comisario trabajará ahora en tareas “meramente administrativas”, después de estar “dos semanas campando a sus anchas” según fuentes oficiosas. Una circunstancia que preocupaba en el Ministerio del Interior.

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero.

El nuevo puesto que ocupará el Mayor de los Mossos se encuentra ubicado en las oficinas de la policía autonómica en Travessera de las Corts, en Barcelona, alejado de las responsabilidades operativas que tenía hasta que fue apartado de la jefatura de la policía catalana en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Porque, a pesar del cese del pasado 27 de octubre, Trapero “no se había ido del todo”, según explican a El Confidencial Digital fuentes de Interior y de los propios Mossos d’ Esquadra. Una circunstancia que, unida a otras informaciones que llegaban al Ministerio, no agradaba en absoluto a Juan Ignacio Zoido.

Trapero “ha campado a sus anchas”

En ese sentido, este confidencial ha podido saber que, desde el mismo momento que fue cesado, Josep Lluís Trapero “ha campado a sus anchas”, tanto por Barcelona como en Sabadell, sin que “nadie controlara lo que hacía”.

El Mayor de los Mossos ha pasado las últimas dos semanas acudiendo a trabajar al propio Departament de Interior, ubicado en la calle Diputació, de Barcelona. Allí, desde su despacho, “hacía llamadas a antiguos subordinados y les preguntaba cómo iba la cosa”.

Además, y tal y como han confirmado agentes autonómicos tanto al Gobierno como a este confidencial, Trapero acudía alguna tarde, y de forma reservada, al complejo central  de los Mossos d’ Esquadra, ubicado en Sabadell. De lo que hacía allí poco se sabe, pero “es evidente que mantenía el contacto con sus colaboradores más cercanos”.

Cargos de Interior confirman a ECD que Trapero, durante las dos últimas semanas, “ha ido de un lado a otro, se daba vueltas, preguntaba...” sin ningún tipo de control. Algo que ahora ha terminado con su nueva reubicación administrativa.

Aprovechó su rango de Mayor

Esa libertad de movimientos del que fue jefe operativo de los Mossos hasta hace dos semanas se debe, en gran medida, a que “Trapero ha aprovechado su rango de Mayor para seguir abriendo puertas que otros no podrían”, según las fuentes consultadas..

Esas fuentes explican que cualquier otro comisario cesado habría tenido difícil ser atendido, tanto telefónicamente como en Sabadell, por otros mandos del Cuerpo: “Esas conductas no se dan, pero el problema es que el que llamaba era el Mayor de los Mossos, el policía con más rango”.

Desde la policía autonómica explican a ECD que Trapero, pese a haber cesado como jefe operativo de los Mossos, sin embargo “no puede perder el tratamiento de mayor”.

Explican que esa distinción es un “rango”, y que no puede eliminarse de la noche a la mañana.

“La degradación de rango no existe. En la Policía, uno puede dejar de ser DAO pero no comisario, y aquí sucede lo mismo. Por eso, Trapero ya no es jefe de los Mossos, pero mantiene el rango de comisario mayor, y no lo perderá hasta que así lo disponga el nuevo Govern o sea inhabilitado”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··