Jueves 18/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Al Qaeda busca ahora provocar situaciones de caos mediante sabotajes. Los servicios de inteligencia han interceptado un completo manual para ‘terroristas anónimos’

1) Bombas a partir de cerillas, azúcar y luces de Navidad. 2) Cómo iniciar incendios forestales. 3) Provocar accidentes de tráfico con víctimas en autopistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cómo comenzar un incendio forestal, cómo provocar graves accidentes de tráfico, cómo fabricar una bomba con sólo azúcar y cerillas, o cómo causar una masacre con un vehículo todoterreno... son algunas de las 'enseñanzas' de un manual para saboteadores que está difundiendo Al Qaeda y que preocupa a los servicios de inteligencia.

Portada del manual yihadista difundido por el Estado Islámico. Portada del manual yihadista difundido por el Estado Islámico.

La enorme difusión que se le ha dado al documento ha despertado la inquietud de los servicios antiterrorista de todo Occidente, tal y como explican a ECD funcionarios españoles de la seguridad del Estado.

El Confidencial Digital ha tenido acceso a una copia de este documento, de 64 páginas de extensión, escrito en inglés, que incluye abundantes fotografías y gráficos, y que los analistas consideran “de alta profesionalización editorial”. “Muy cuidado estéticamente y con instrucciones claras y precisas” aseguran, a la vez que certifican que no se trata de un documento falso. Proviene realmente del aparato de propaganda del grupo terrorista.

El manual ha sido realizado por los mismos autores de la revista de Al Qaeda en la Península Arábiga ‘Inspire’, y ya circula por los principales foros yihadistas de la web.

En principio el escrito está dirigido a ‘lobos solitarios’, terroristas que actúan motu proprio, pero el tipo de ataques que propone parecen más encaminados a la nueva figura del “saboteador islamista”, aseguran fuentes policiales.

Provocar incendios y accidentes

Lo novedoso del manual es que sus técnicas van más allá de los artefactos explosivos, las armas o las sustancias químicas y biológicas: se proponen también provocar incendios forestales, accidentes de tráfico y la quema de vehículos en aparcamientos. Muchas de esas técnicas no incluyen el martirio para llevarlas a cabo.

Resumimos algunas de las instrucciones que se recogen en el dossier elaborado por Al Qaeda.

--“Causar accidentes de tráfico”. Explica diversas técnicas para provocar un accidente en carretera, con instrucciones precisas sobre dónde soltar aceite deslizante, a qué hora hacerlo –“cuando es más probable que hayan tomado alcohol”-, cómo fabricar una tabla de clavos, por qué elegir una autopista o una carretera montañosa –“para ver al Kuffar (infiel) volar montaña abajo”-.

--Incendios forestales. Se provocan con ácido, con un artefacto casero a base de gasolina, un cigarro sin filtro, o incluso creando un artilugio mediante una lupa de aumentos y empapando de gasolina su entorno. Aporta información precisa sobre qué tipo de bosques escoger, en que estación hacerlo, y sobre todo buscar una zona cercana a una población para incrementar la posibilidad de conseguir bajas humanas.

Coche ‘segadora’ con cuchillas

El manual dedica un apartado específico, con distinto diseño visual, a una técnica “simple y efectiva”: convertir un coche todoterreno en una “mowing machine” (una “máquina de segar enemigos”). “Tan sólo hace falta alguien con la voluntad de dar su vida por Alah”, se afirma.

Ofrece instrucciones sobre cómo instalar cuchillas, placas de metal afiladas o incluso espadas en la parte frontal del coche, situándolas a la altura de un torso humano. También se habla de realizar el atentado con vehículos de gran tamaño.

Incluye una descripción llena de detalles truculentos de cuáles serían los efectos sobre un cuerpo golpeado por el automóvil. La operación termina con el martirio –ya sea con bomba o a tiros- del terrorista.

Los autores del documento recomiendan utilizar este método en los países que participen en las operaciones militares en Irak y Afganistán.

“Fabricar una bomba en la cocina de tu madre”

El apartado de bombas caseras, instrucciones para fabricarlas, y cómo y dónde hacerlas estallar es muy extenso.

Por ejemplo, muestran cómo preparar un artefacto con ingredientes como cabezas de cerillas, azúcar, una tubería y una lamparilla de decoración típica de Navidad. Es una sección que denominan ‘La cocina de mamá’.

Se trata de un compendio de explosivos caseros, incluyendo la fabricación de peróxido de acetona, o incluso la creación de un mando a distancia para detonar bombas con el mecanismo de reloj de una lavadora.

Todo acompañado de fotografías explicativas de cada paso y con ‘trucos’ firmados por el “Dr. Khateer”, un supuesto experto en explosivos de la yihad que ha operado en Afganistán.

También existe un apartado específico para la demolición de edificios, en el que se explican aspectos básicos del derribo de estructuras. Propone, por ejemplo, alquilar un apartamento en el primer piso de un edificio, abrir el gas y dejar que la explosión dañe los pilares.

Uso de armas y comunicaciones

El resto del manual incluye instrucciones sobre cómo utilizar y mantener armas de fuego –desde pistolas hasta rifles de asalto AK-, mostrando imágenes de las posturas correctas de tiro.

Se ofrecen, además, una serie de consejos específicos para musulmanes que residan en Estados Unidos y que quieran atentar allí, al considerar que “la ley de EE.UU. te respetará menos por ser musulmán”.

En concreto, se aportan ideas para que las comunicaciones con otros “hermanos” a través de Internet no sean interceptadas, enseñando métodos para encriptar información a través de diversas herramientas informáticas.

Vea a continuación algunas imágenes del documento de Al Qaeda, que ECD no ofrece en su integridad a petición de fuentes de los servicios antiterroristas- :

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··