Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Es Satty cumplió condena por tráfico de drogas

La orden de expulsión del imán de Ripoll tenía defectos de forma y no se ajustaba a derecho

Revuelo en el mundo judicial. Ni la Abogacía del Estado ni la Subdelegación del Gobierno recurrieron la sentencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Abdelbaki es Satty el líder de la célula yihadista autora de los atentados de Barcelona y Cambriks, pudo haber sido expulsado de España en 2014, justo cuando expiraba su pena de prisión por tráfico de drogas. Así lo ordenó la Subdelegación del Gobierno de Castellón, pero los abogados del imán lo recurrieron ante el juzgado y se inició un proceso contencioso-administrativo. 

Abdelbaki es Satty, imán de Ripoll que lideraba la célula yihadista de Cataluña. Abdelbaki es Satty, imán de Ripoll que lideraba la célula yihadista de Cataluña.

Tal y como se ha publicado en varios medios, el titular del Juzgado número 2 de lo Contencioso fue el que decidió revocar esa orden y, por tanto, “permitir que el terrorista siguiera en España”. Una afirmación, esta última, en la que no están en absoluto de acuerdo otros miembros de la carrera judicial.

Estos abogados y magistrados, con los que ha contactado El Confidencial Digital, explican que la su colega de Castellón no podía tomar otra decisión porque “la orden de expulsión tenía defectos de forma y no se ajustaba a derecho”.

No hubo recurso

Así lo explicó el propio juez en su sentencia de abril de 2014. Una sentencia sobre la que “cabía recurso por parte de la Subdelegación del Gobierno o, en última instancia, por la Abogacía del Estado”.

Ninguno de estos organismos, sin embargo, decidió actuar de esa forma, dando “por buena” la sentencia del titular del Juzgado número 2 de lo Contencioso de Castellón.

La responsabilidad de la continuidad de Es Satty en España, por tanto, “no es exclusiva del juez”, sino “del Gobierno”, explican las fuentes consultadas.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·