Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Comienza a incomodar la presencia del ex president

El servicio de inteligencia de Bélgica saca fotografías a quienes se reúnen con Puigdemont

Diputados del PDeCAT denunciaron haber detectado a individuos con cámaras siguiendo sus pasos en Bruselas. Son agentes del VSSE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es un secreto a voces que el CNI monitoriza las 24 horas del día los movimientos de Carles Puigdemont y de los otros cinco consejeros que permanecen ‘exiliados’ en Bruselas. Los propios dirigentes catalanes incluso han denunciado sentirse espiados. En el operativo también hay representantes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Pero no son los únicos: tampoco los servicios de inteligencia belgas le pierden la pista al ex president.


Carles Puigdemont en el Club de la Prensa de Bruselas. Carles Puigdemont en el Club de la Prensa de Bruselas.

Poco después de que Puigdemont y sus cinco consejeros fugados pusieran un pie en Bélgica, el CNI ya les seguía la pista de cerca. Primero con los agentes que el servicio tiene desplegados de forma estable en la capital belga. Y después con un operativo especial, enviado por orden directa de Moncloa.

Durante meses han seguido la pista al ex president y su entorno, sobre los que pesa una orden de detención, con el objetivo de adelantarse a sus pasos y detectar el momento exacto en el que decidan volver a España. Y en todo caso, para conocer qué hacen y con quien se reúnen en Bruselas. Pero hasta hace poco, ninguno de los vigilados había advertido públicamente su presencia.

Una furgoneta sacando fotos a la puerta del hotel




Así denunciaba hace una semana la diputada del Congreso de los diputados Miriam Nogueras la situación que vivió ella y otros miembros del PDeCAT durante una reciente visita a Bruselas para reunirse con los miembros del partido que permanecen en la capital belga. La diputada incluso registró una pregunta al Gobierno al respecto.

La escena fue la siguiente:  los diputados catalanes de JuntsxCat iban accediendo a primera hora al hotel Husa President Park, en el centro de Bruselas, un hotel de cuatro estrellas con cierto aire señorial cuando detectaron que había un vehículo con dos personas en su interior. Una de ellas hacía fotografías con un teleobjetivo a todos cuantos entraban a la reunión. Cuando los diputados volvieron al aeropuerto para coger su avión de vuelta volvieron a ver a personas desconocidas realizándoles fotografías desde la lejanía.

No eran espías españoles

El Confidencial Digital ha podido tener acceso a fuentes de la inteligencia españoles para conocer si este tipo de situaciones son habituales dentro del operativo de vigilancia de Puigdemont y sus consejeros. La respuesta es cuanto menos sorprendente. Los pasajeros de ese misterioso vehículo que fotografiaba a los diputados catalanes son miembros del servicio secreto belga.

Así lo sostienen estas fuentes bien situadas de la seguridad del Estado, que admiten que la vigilancia sobre el ex president es “total”. Sin embargo, explican, en esta ocasión no ha sido cosa ni del CNI, ni de los equipos que Policía Nacional y Guardia Civil tienen desplegados en Bruselas por orden directa y explicita de Mariano Rajoy.

El VSSE belga vigila a Puigdemont

Y es que, según defienden estas fuentes, el ‘Veiligheid van de Staat’ (VSSE), el servicio de inteligencia civil belga, también sigue de cerca los pasos de Puigdemont. El político catalán se ha convertido con el paso del tiempo en un quebradero de cabeza para el gobierno belga.

El VSSE, el servicio secreto más antiguo de Europa después del Vaticano, fotografía a los diputados catalanes porque “no saben quién es quién” entre quienes acuden a reunirse con el president. Es una técnica habitual cuando durante una investigación es difícil relacionar un nombre con un rostro. Y tal y como afirman las voces consultadas, los agentes españoles “sí saben quiénes son sus diputados”.

Un hotel pegado al cuartel de los espías belgas

De hecho, señalan las fuentes consultadas, el episodio del espionaje frente al hotel donde se reunieron los diputados catalanes con Puigdemont es aún más sorprendente si se analiza el lugar del encuentro.

El hotel HUSA Presidential Park, propiedad de la familia del ex presidente del F.C.Barcelona  Joan Gaspar, se encuentra en la misma calle que la sede central del VSSE, unos números más abajo del exclusivo Bulevard Rey Alberto II.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··