Videonoticias de ECD

Sistema Run-off Road Protection de Volvo: contra las lesiones de columna

Volvo y la seguridad han ido siempre de la mano. Desde que el fabricante sueco lanzara en 1959 el cinturón de seguridad de tres puntos, ha diseñado bastantes dispositivos que han salvado muchas vidas o han minimizado las consecuencias de los accidentes de tráfico.

Con el sistema de protección en caso de salida de la calzada, introducido por el modelo XC90, Volvo cuida de algo tan delicado como la columna vertebral. Este sistema está desarrollado específicamente para evitar lesiones en la columna. Para ello, si detecta una salida de la vía tensa los cinturones delanteros para mantener erguidos a los ocupantes, la mejor postura para amortiguar adecuadamente el impacto.

Una vez que el vehículo cae o, mejor dicho, “aterriza” bruscamente sobre el terreno, la estructura deformable situada entre el asiento y su armazón se encarga de absorber la energía del impacto, amortiguando las fuerzas verticales a las que se ven sometidos los ocupantes.

Fuerzas que se pueden reducir hasta un tercio.

Pero la preocupación por salvaguardar algo tan vital como la columna vertebral ya llevó a Volvo a implantar, hace 20 años, el dispositivo WHIPS de protección contra los latigazos cervicales, un efecto derivado de los impactos traseros.

Las lesiones en el cuello por alcances traseros son frecuentes.

En este supuesto, el WHIPS protege tanto el cuello como la columna de los pasajeros de los asientos delanteros gracias al movimiento de inclinación del respaldo del asiento, que acompaña al cuerpo.

Esta acción posibilita reducir las fuerzas que actúan sobre espalda y cuello, permitiendo que el movimiento de la cabeza en relación con el tronco sea mínimo.

Otros vídeos interesantes
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?