Viernes 20/10/2017. Actualizado 09:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Elecciones en Guinea: acusaciones de ‘pucherazo’ y acoso a la oposición, España no manda observadores y Obiang deniega visados a los periodistas españoles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Guinea Ecuatorial celebra elecciones el próximo domingo 29 de noviembre, con una oposición intimidada y acusaciones de ‘pucherazo’ contra el dictador Teodoro Obiang. España, por vez primera, no envía observadores.

Según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes de la oposición ecuatoguineana, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación no enviará observadores electorales a las elecciones ecuatoguineanas, ni tampoco la habitual delegación parlamentaria con las mismas funciones de observación de la limpieza de los comicios.

Según fuentes parlamentarias consultadas por este diario, diversos diputados y senadores han mostrado su alivio ya que, en convocatorias previas, se sintieron “engañados”: Obiang había acordado con el Gobierno español conceder mayor participación institucional a la oposición democrática, para finalmente incumplir su promesa. En este sentido, cabe tener en cuenta que hay diputados y senadores españoles formados especialmente en técnicas de observación electoral.

Otras fuentes confirman a El Confidencial Digital que el Ministerio ha dado la callada por respuesta a la iniciativa de al menos una asociación española de observadores electorales, que se había ofrecido voluntariamente a cubrir las elecciones ecuatoguineanas.

Asimismo, la embajada de Guinea en Madrid ha sido acusada de negar arbitrariamente visados a periodistas españoles, al menos de los medios El País y Público, en tanto que otros, como Cataluña Radio, sí han logrado el visado. Los exiliados guineanos también critican con amargura el papel de la agencia estatal EFE, que, según ellos, “reproduce y amplifica lo que dice la página del Ministerio de Información” ecuatoguineano. Recuérdese que otro ente público, RTVE, emitió recientemente anuncios pro-Obiang pagados por el régimen.

Este proceso electoral es el primer gran acontecimiento al que se enfrenta el recién aterrizado embajador de España en Malabo, Manuel Gómez-Acebo. Según expertos consultados por este diario, la política española hacia Guinea Ecuatorial impulsada por Moratinos ha cambiado respecto a una primera legislatura socialista de “desguineización” de la política exterior africana. Ahora el paradigma es un posibilismo que pasa por aperturas graduales del régimen y, ante todo, por garantizar la presencia comercial española en la antigua colonia. Los dos últimos viajes del ministro Moratinos fueron especialmente indicativos de esta nueva política: en el último de ellos no hubo siquiera contactos con la oposición democrática ecuatoguineana. Por contraste, el nuevo legado estadounidense en Guinea comienza su embajada reclamando derechos humanos en el país conocido como ‘Kuwait de África’, uno de los más corruptos del mundo según Transparencia Internacional y el más rico en barriles de petróleo per cápita.

Los expertos han previsto más de un 95% por ciento de sufragios para el dictador Obiang Nguema, acusado de ‘pucherazo’ desde múltiples instancias. Además de la denegación de visados, la embajada de Guinea en España ha sido acusada de poner autobuses para reclutar votantes para Teodoro Obiang. El papel de la embajada es juzgado tan negativamente que la última manifestación anti-Obiang, convocada ayer mismo, tuvo que celebrarse por miedo ante el Congreso de los Diputados y no ante la legación guineana. La embajada guineana ha vetado que concurra en las elecciones el conocido exiliado Gabriel Nsé Obiang.

Con estas previsiones, la gran incógnita es el papel que ha de jugar Plácido Micó, candidato del socialdemócrata CPDS y, hasta ahora, único representante popular en las instituciones guineanas que no pertenece al gubernamental PDGE. El partido de Micó ha venido “denunciando las agresiones de las que son objeto sus militantes y los grupos de jóvenes que participan en su campaña por parte de militares y policías”, así como irregularidades tan manifiestas como que, pocos días antes de las elecciones, las listas electorales no hayan sido expuestas al público.

Así pues, el desánimo cunde entre la oposición ecuatoguineana, ante todo por un dato fundamental: se sienten abandonados por los partidos españoles. Al alineamiento del Gobierno y del PSOE con Obiang Nguema se corresponde la falta de cobertura del Partido Popular de su partido hermano, Acción Popular, que ha conocido grandes turbulencias internas por la expulsión del célebre líder guineano Avelino Mocache, ahora falto de apoyos. Tampoco los tiene su gran rival, el actual número uno de Acción Popular, Carmelo Mba. Según fuentes consultadas por este diario, tal abandono se debe a que el hombre del PP para asuntos de Guinea Ecuatorial, Alberto Ruiz-Thiery, ha buscado desde hace unos meses desentenderse de este dossier

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·