Domingo 29/05/2016. Actualizado 20:52h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El pasado miércoles santo

El legionario que procesionó ‘borracho’ denuncia que fue intoxicado con metanfetamina

Llevaba el paso del Mayor Dolor de Antequera, fue grabado tambaleándose –vea el vídeo- y un hospital ha detectado restos de droga en su sangre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los hechos tuvieron lugar pasado miércoles, durante la procesión de la Cofradía del Mayor Dolor de Antequera. Uno de los legionarios que participa en el acto religioso fue grabado con claros síntomas de embriaguez. El vídeo se hizo viral, y el militar decidió acudir a un hospital. En los análisis salieron restos de metanfetamina. Según denuncia el legionario, alguien le intoxicó.

Fotograma del vídeo grabado en la procesión de Antequera. Fotograma del vídeo grabado en la procesión de Antequera.

No era la primera vez que el subteniente de la Banda de Guerra del Tercio Gran Capitán 1º de la Legión Manuel Ruiz Vargas acudía a participar en la procesión del Mayor Dolor de Antequera. Lo venía haciendo desde hace cerca de 20 años.

Sin embargo, esta vez la procesión fue muy distinta para el subteniente Ruiz Vargas, de 58 años y con una dilatada carrera militar en la Legión de Melilla. Se convirtió en inesperado protagonista de diversos vídeos, que se hicieron virales rápidamente, en los que se le veía con claros síntomas de embriaguez.

En las imágenes se puede ver a la banda de la Legión esperando el toque de corneta del subteniente para iniciar el paso, cuando en un determinado momento pierde el equilibrio. Un legionario hace ademán de ayudarle, mientras el público que se congregaba en esa esquina le recriminaba su estado.

Anda que… ¡qué vergüenza!” “¡Un aplauso al subteniente, con la borrachera que lleva! Ese es el ejemplo que das a tu súbditos” le gritaban, tal y como queda reflejado en uno de los vídeos, a lo que el legionario respondío con gestos pidiendo silencio.

Investigación para saber qué pasó

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes de la Legión, cuando se tuvo conocimiento de dichas imágenes se inició un proceso interno de investigación para determinar si había cometido algún tipo de falta que pudiese afectar a la buena imagen del cuerpo. Sin embargo, el protagonista negó haber ingerido gran cantidad de alcohol.

Según reflejan algunos medios locales, el comportamiento del legionario “sorprendió muchísimo” a la hermana mayor de la Cofradía, que había compartido almuerzo con el legionario pocas horas antes y le había visto “totalmente normal”.

Al parecer, y según el relato del propio protagonista a sus superiores que ha conocido ECD, el legionario comenzó a sentirse mal durante el desarrollo de la procesión. Reconoció que había bebido alcohol de baja graduación al menos una hora antes, durante los 30 minutos que tienen de descanso los legionarios.

Tal y como explicó, en los bares donde se juntan los legionarios para realizar ese corto descanso es habitual que los ciudadanos de Antequera les inviten a algún trago de vino o cerveza.

Positivo por metanfetamina

Según indican fuentes militares de la Legión, consultadas por ECD, la noticia cogió por sorpresa a muchos de los compañeros que conocen al subteniente. No reconocían este tipo de comportamiento en él, y menos en la Semana Santa de Antequera, de la que dicen “es muy piadoso”.

En un momento de la procesión, el subteniente fue apartado del recorrido por algunos compañeros que detectaron su estado anormalmente alterado. Varios días después, cuando su vídeo ya se estaba viralizando en internet, decidió acudir a un hospital sospechando que algo le pudo pasar en la pausa en la que ingirió alcohol.

Se le hicieron pruebas de tóxicos en el hospital Vithas Xanit de Benalmádena (Málaga), y en ellas quedó reflejada la presencia de metanfetamina en la sangre, como quedó reflejado en el parte médico –véalo aquí-.

Se trata de sustancia psicotrópica de fácil disolución en alcohol y que en determinadas situaciones intensifica los efectos de una ‘borrachera’. La mezcla de ambas sustancias puede provocar infartos.

Según explican algunos de sus compañeros y figura en el parte médico, el subteniente asegura que la ingesta de metanfetamina fue involuntaria y no consciente. Por lo que sospechan que “quizás en un determinado momento se le pudo ofrecer alcohol mezclado” con dicha sustancia.

Vea el vídeo a continuación:

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·